Pasar al contenido principal
Maricel Godoy y Vladimir Malakhov. EL ESPÍRITU DE LA DANZA
07September
Artículo

Maricel Godoy y Vladimir Malakhov. EL ESPÍRITU DE LA DANZA

Textos: Rubén Rodríguez/ Fotos: Juan Pablo Carrera/ Foto Portada: Cubahora

Nada es azar. Cuando el bailarín ucraniano Vladimir Malakhov conoció a la guantanamera Maricel Godoy, algo cambió en el orden universal de las cosas. Se juntaron voluntades y energías para alumbrar un gran proyecto: un concurso internacional de danza.

 

Marisel Godoy

 

La revista Dance Magazine ha señalado a Malakhov como el mejor bailarín del mundo en cinco ocasiones. La Godoy ha sido nominada varias veces al Premio Nacional de Danza y dirige, hace veinticinco años, la compañía CoDanza, ubicada entre las más importantes de su tipo en Cuba.
El triunfo llegó en virtud de su dedicación y exigencia. A la primera etapa, apegada a los cánones de la danza contemporánea, siguió otra caracterizada por la diversidad estilística y la pluralidad de poéticas. La tercera agregó lo lúdico y lo teatral al repertorio; de entonces data Año cero, su propuesta formal más ambiciosa. Fértil experimentación y búsqueda definen la etapa actual de la agrupación, devenida academia donde se forman artistas integrales.

La compañía se ha presentado en escenarios de América y Europa y ha recibido importantes lauros de la danza cubana, como el Premio Villanueva de la Crítica.

 

bailarines en escena

 

A pesar de las rupturas, CoDanza mantiene su esencia: energía, goce, magia… Con ellas recibió a Vladimir Malakhov para que naciera el Concurso de Danza Vladimir Malakov-Atlántico Norte, con sede en la nororiental provincia de Holguín, territorio de notable desarrollo cultural.

En 2014, la estrella del ballet mundial asumió el patrocinio del certamen y el hecho marcó un hito dentro de la historia de ese arte en Cuba, al dotar a jóvenes bailarines y coreógrafos cubanos y latinoamericanos de un nuevo espacio para la validación de la excelencia artística.

El concurso ha trascendido su loable propósito gestor de hacer visible la calidad danzaria en la porción centro-oriental cubana e incluso sus cotas regionales en Latinoamérica,para devenir festival internacional, cuya organización, rigor y capacidad de convocatoria se consolidan en cada edición.

Generar una plataforma que ofrezca nuevas propuestas de danza en Cuba e incentivar con su exigente competitividad el desarrollo de los jóvenes talentos de la Isla, son otras virtudes del exigente certamen, cuyas sesiones se realizan en el Teatro Eddy Suñol de esa ciudad nororiental.
La cita anual convoca a coreógrafos mayores de 18 años y bailarines entre esa edad y 35 años, cultores de la danza clásica, neoclásica y contemporánea, y que compiten por tres grandes premios en coreografía e interpretación, así como el Grand Prix Vladimir Malakhov para la mejor compañía, el Premio del Público y el Premio Paul Seaquist, que otorga ese empresario internacional de ballet y que consiste en becas de estudio y especialización en prestigiosas compañías internacionales.

Vladimir Malakhov

Sorteando cualquier reduccionista intensión de mecenazgo, el evento resulta lugar de aprendizaje, confrontación y confluencia: de escuelas, tendencias, estilos, géneros y modos de hacer en el cual concurren poéticas diversas y variadas calidades interpretativas, en apuesta constante por la calidad artística.

Sueño de Malakhov es ayudar a jóvenes y talentosos artistas. Maricel Godoy quiere convertir a Holguín en la ciudad de la danza. Ambos alientan el Concurso Vladimir Malakhov-Atlántico Norte. Nada es azar.

Tag
isel
Editora del sitio Arte por Excelencias