Pasar al contenido principal
Visitando los proyectos especiales de Art Marbella
25July
Art Marbella

Visitando los proyectos especiales de Art Marbella

Por Yordanis Ricardo Pupo (Enviado Especial) / Fotos: @yricardo

La cuarta edición de Art Marbella, la Feria de Arte Moderno y Contemporáneo que tiene lugar en el Palacio de Congresos Adolfo Suárez de la Costa del Sol, entre el 21 y el 25 de julio, ofrece la oportunidad de conocer proyectos y artistas destacados del panorama nacional e internacional.

Así llegamos a un pueblo andaluz convertido en museo de arte, un complejo de apartamentos turísticos de Málaga que ha hecho de los muebles de diseño su principal atractivo, vemos la unión entre moda y pintura de los kimonos de Arena Martínez, comprendemos la soledad e incomunicación de estar encerrados en casa o en nuestros “micromundos”, o simplemente admiramos parte del arte contemporáneo de Irán, un país tan desconocido como hermoso.

In_House

El Ayuntamiento de Marbella ha sido el organizador de este proyecto, que reúne a seis creadores locales alrededor del concepto de “lo de casa”, que puede ser al mismo tiempo el hogar o la ciudad malagueña donde viven y crean Paco Sanguino, Mónica Vázquez, Rosario Olarte, Deborah Notenson, Paula Vincenti y Lía G.

Arte por Excelencias conversó con su comisario, Adolfo Sánchez Flores, quien nos dio un repaso por la exposición, explicando las motivaciones para escoger a estos artistas:   

“Viendo la serie La casa del loco (una representación de la lucha interior en la que uno nunca es visitante, en la que se juega en casa pero se no sabe si se gana o pierde), de Pablo Sanguino, pensé: tiene que ser algo así. Y que sea en inglés, además, con IN HOUSE, es algo que me gusta mucho porque juega con el punto cosmopolita de la ciudad.

“Todos son artistas locales –este fue el único requisito me puso el Ayuntamiento-. Aunque ninguno nació en Marbella, todos viven aquí y están relacionados con la ciudad desde hace muchos años. Y su obra tiene que ver, de una manera u otra, con la propia ciudad, con el cuerpo como nuestra casa y la mente como nuestra propia cápsula desde donde es difícil salir.

“Mónica habla de la soledad de su estudio. Por eso pone en primer plano el disparador de las fotografías que se toma ella misma en esos montajes que hace en su casa. Lía es la representación de lo que me gusta de Marbella, un sitio que, tanto dentro como fuera, es muy criticado, ha  sido muy denostado en los últimos años…

“Marbella es una ciudad cosmopolita y multicultural, como muestran las fotografías  de esos adolecentes, que son adolescentes marbellíes, o marbelleros que es como le gusta a le gente de aquí que les llamen. Son adolescentes de aquí, pero de padre o madre sudanés. Creo que son la representación de las cosas buenas que tiene Marbella  y que a veces quedan diluidas por el brillo de lo que normalmente sale en la prensa”.

Se refiere a la serie fotográfica Lovesong, de de Lía G, que conecta lo local con lo urbano, al   reflejar a través de los adolescentes que retrata los valores sociales de Marbella: cosmopolitismo, diversidad, frescura.

“En otro sentido más  amplio, Deborah trabaja el tema doméstico –otro concepto de hogar-más familiar, aunque jugando con una crítica un tanto ácida, en tono pop. Ella habla de la familia, pero también de la propia ciudad, de lo que significa estar encerrados en un ámbito local”.

Su obra es una ratonera, literalmente, aunque entre ambas trampas incluye un cuadro con motivos florales…  

Por su parte, Rosario Olarte se centra en objetos cotidianos para homenajearlos y ponerlos en valor: una cama, una silla, una llave, el baño, la cocina. La parte idílica de la casa como refugio, como reflejo de nuestra cotidianidad… una cotidianidad que Paula Vicenti contrapone: el mundo interno a la cotidianidad compartida, lo personal a lo social.

 

Stand de Genalguacil Pueblo Museo.jpg
Stand de Genalguacil Pueblo Museo

 

Arena Martínez Project

La diseñadora de moda Arena Martínez presenta en su espacio una colección de kimonos decorados con obras de los artistas Papartus, Juan Sotomayor y Torre Mayado. Con ella también conversamos sobre este joven proyecto, que conecta dos mundos creativos: el arte y el diseño de moda.

“Llevamos solo un año y lo que hacemos es colaborar con distintos artistas. Vamos a su estudio, y escogemos y manipulamos un poco su obra, para sacar de una pieza de arte otra pieza de arte. En este caso, traemos a los tres pintores con que trabajamos esta temporada.

“Nuestros kimonos son de edición limitada. Hacemos solo cinco ediciones de cada diseño. Se cosen a mano y son cien por cien seda. Tenemos un showroom privado en Madrid y vendemos por internet y en una tienda del centro de Madrid, que se llama Sonámbula. También vendemos en México y en Mikonos”.

¿Cómo se les ha ocurrido llevar pinturas en los kimonos?

“Mi padre es artista (Papartus), y yo desde pequeña iba a su estudio y veía su trabajo. Siempre había querido sacar toda esa obra del estudio, llevarla a la calle y vestir arte. Decía, ¡te imaginas ver la obra de mi padre saliendo por las calles!

Nos alejamos de los kimonos…. Y al otro lado de la Feria encontramos a una niña descansando sobre una de las butacas de Pierre Jeanneret, de 1955. Si sus padres imaginaran su precio, le caería un regaño monumental… pero están demasiado entretenidos en el resto de objetos y pinturas que exhibe El Museo-Apartamentos con Arte.

Y para cerrar este recorrido por los proyectos especiales de Art Marbella 2018, nos enteramos, entre otras cosas, que el próximo Encuentro de Arte que ha convertido al malagueño pueblo Genalguacil en un Museo al aire libre, será del 1 al 15 de agosto. Una indirecta para nuestro editor. Ahí lo dejamos.

Le puede interesar:

Art Marbella 2018, más que una Feria de Arte

Art Marbella en femenino