Pasar al contenido principal
Concluye Cines del Sur, un festival a contracorriente
11June
Eventos

Concluye Cines del Sur, un festival a contracorriente

Por: Yordanis Ricardo Pupo / Foto: @yricardo

Mente revólver, ópera prima del mexicano Alejandro Ramírez Corona, se alzó con la Alhambra de Oro al Mejor Largometraje de la Sección Oficial, en la oncena edición del Festival Internacional Cines del Sur, que sesionó en Granada, entre el 3 y el 10 de junio.

 

Poster Mente Revólver

 

El palmarés de este año se anunció en la gala de clausura, celebrada en el Centro Federico García Lorca de esta ciudad andaluza, con el poeta e improvisador cubano Alexis Díaz-Pimienta como maestro de ceremonia y la presencia de la actriz Abir Benani, protagonista de la película Northern Wind (fuera de concurso), proyectada tras las premiaciones.

 

La actriz Abir Benani, protagonista de la película “Northern Wind”
La actriz Abir Benani, protagonista de la película “Northern Wind”

 

Vea también: Comienza Cines del Sur, "trinchera del cine contemporáneo"

La Alhambra de Oro y de Bronce la otorgó un jurado internacional, integrado por la realizadora india Leena Yadav; Mane Cisneros, directora del Festival de Cine Africano de Tarifa; Alejandra Trelles, directora del Festival Cinematográfico Internacional del Uruguay y el documentalista angoleño Zezé Gamboa. Finalmente, el sirio Feras Fayyad, director de la muy aplaudida Last man in Aleppo (Mención Especial del Jurado Universitario) no ha podido asistir, debido a la difícil situación de su país.

 

Presidencia y Jurado del Festival
Presidencia y Jurado del Festival

 

El máximo galardón del evento, dotado con 5.000€ para la compañía productora, reconoció en Mente revólver su “ambición narrativa, al construir un relato coral y utilizar un dispositivo complejo para mostrar el arraigo de la violencia en México.”

 

El mexicano Alejandro Ramírez Corona, director de Mente revólver .jpg
El mexicano Alejandro Ramírez Corona, director de Mente revólver

 

“¿Qué pasa por la cabeza de las personas que ejecutan la violencia?” Se pregunta en esta obra muy realista Alejandro Ramírez, quien es oriundo de Tijuana, una zona fronteriza de las más violentas del mundo. El filme, magistral en aspectos técnicos (guión, música, fotografía) revela cómo sobreviven los seres humanos que habitan bajo esa violencia.

Vea también: Mente revólver. Cine y violencia en Latinoamérica

Ramírez ha estudiado en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, de La Habana y en el Centro de Estudios Cinematográficos de la Universidad Autónoma de México, institución que ha apoyado la producción de su primer largometraje.

Por su parte, el Premio Especial (Alhambra de Bronce) fue para The Great Buddha+, de Hsin-Yao Huang (Taiwán), “Por el ingenio y el estilo en la construcción de una comedia negra con acento en la crítica social. A través de sus entrañables personajes, introduce al espectador en el voyeurismo”.

Los miembros del Jurado Oficial entregaron una Mención Especial a la película: Until the end of time, de Yasmine Chouikh (Argelia), premiada también por el Jurado Universitario con la Alhambra de Plata al Mejor Largometraje Árabe, “por su original enfoque en el desarrollo de una trama costumbrista, que hace posible empatizar con los personajes, al reflejar valores universalmente reconocibles como el amor, la muerte o la vejez, independientemente de la distancia cultural.”

El novel Premio “AAMMA por la igualdad”, de la Asociación Andaluza de Mujeres en los Medios Audiovisuales fue para The song of scorpions, de Anup Singh (Tanzania), mientras que el Premio del Público lo obtuvo Praça Paris, de Lúcia Murat (Brasil), otra historia que narra la violencia en Latinoamérica, “un ciclo que viene y va, provocado por las inmensas desigualdades sociales, que son el fondo de todo”, como afirmara su directora en uno de los encuentros del Festival.

 

La brasileña Lúcia Murat recibiendo el Premio del Público
La brasileña Lúcia Murat recibiendo el Premio del Público

 

Vea además: Cines del Sur inicia su colaboración con la AAMMA con el primer Premio por la Igualdad del festival

Con la proyección de las películas premiadas, este domingo en el Centro Lorca, termina este encuentro de las cinematografías del Sur, donde se exhibieron unas cincuenta obras de 35 países, demostrando una vez más, en palabras de Díaz-Pimienta, que “el buen cine no entiende de puntos cardinales”.

El Festival Internacional Cines del Sur está organizado por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, en colaboración con el Ayuntamiento de Granada, la Diputación Provincial, el Patronato de la Alhambra y El Generalife, la Universidad de Granada y la Fundación Euroárabe de Altos Estudios.

Le puede interesar: Festival Cines del Sur vuelve a Granada

Cines del Sur Market: el impulso a la coproducción en la industria del cine