Pasar al contenido principal
Festival Mozart Habana: La deuda con un genio
14June
Eventos

Festival Mozart Habana: La deuda con un genio

Por Jaime Masó Torres / Fotos Alexis Rodríguez

Aunque en el mundo siempre se habla de Wolfgan Amadeus Mozart  y su música es la banda sonora de los más selecto y fino que existe, en La Habana (para algunos enclaustrada en ese cliché de ritmos caribeños), se le dedican varios días para reverenciar su legado.

Hace casi una década, se realiza en la capital cubana el Festival Mozart Habana que dirige el pianista Ulises Hernández, uno de los músicos más talentosos de la Isla, admirado también por su vocación pedagógica.

Según trascendió en conferencia de prensa, realizada en el Oratorio San Felipe Neri, en el centro histórico de La Habana, el Festival correspondiente a este año tendrá lugar desde el 25 de octubre y hasta el 28. Aunque no tendrá la misma duración que en otras ediciones, no significa esto que las creaciones más emblemáticas de Mozart dejen de sonar en la capital caribeña.

Cuando llegue el décimo mes del año, el Lyceum Mozartiano de La Habana, el Oratorio San Felipe Neri, la Sala Ignacio Cervantes, el Teatro Martí y la Basílica San Francisco de Asís, serán las sedes principales de esos días musicales.

 

Conferencia de prensa

 

En el elegante Teatro Martí se realizará el concierto inaugural con la presentación de la artista Libia Hernández y la Orquesta Sinfónica del Instituto Superior de Arte (ISA), adjunta al Lyceum Mozartiano. Según resaltaron sus organizadores, prestigiará a este Festival la presencia de la rusa Lera Auerbach, considerada una fiel continuadora de la tradición de compositores y pianistas altamente virtuosos en los siglos XIX y XX, respectivamente.

Algunos expertos afirman que la música de Auerbach, se caracteriza por la libertad estilística y la yuxtaposición de lenguajes musicales tonales y atonales. Participarán también artistas de  Austria, Alemania y Francia, entre otras naciones.

Para Hernández, una de las motivaciones especiales para el próximo año es la creación de una sinfónica infantil con niños de la comunidad.

“Son niños que no estudian en escuelas de música, aunque para ello haremos una captación de talentos y eso lo tenemos como una gran meta para festejar los 500 años de La Habana”, afirmó.

“El Festival se ha convertido en algo hermoso con respecto a la música clásica”, reafirma con orgullo Ulises Hernández quien resaltó la participación del  Lyceum Mozartiano en el Festival Artes de Cuba en el Centro John F. Kennedy de la ciudad de Washington, en Estados Unidos, evento que reunió a artistas cubanos para dar a conocer al público estadounidense el quehacer artístico de la isla, la belleza de su gente y la humanidad de un pueblo cargado de imaginación y creatividad.

“Cada una de nuestras presentaciones estuvieron repletas de público y eso nos alegra muchísimo. Recibimos muy buenas críticas de la prensa acreditada y de los participantes”, rememoró.

Con justeza, hoy Mozart está considerado como uno de los genios más grandes de la música clásica y es un personaje digno de estudio. En octubre su música revivirá en una Habana que, aparte del son y el guaguancó, ofrece su casi medio milenio a lo más exquisito del pentagrama musical.