Pasar al contenido principal
Muy repartidos los premios colaterales del Festival de La Habana
16December
Festival de cine de La Habana

Muy repartidos los premios colaterales del Festival de La Habana

Todos los premios colaterales aquí

Por: Joel del Río

Algunos de los principales premios colaterales del 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano fueron para las cinematografías cubana, colombiana, chilena y argentina, en salomónico reparto, según consta en la siguiente relación.

La comedia agridulce cubana Sergio & Serguéi, dirigida y coescrita por Ernesto Daranas alcanzó el Premio Vitral, que entrega la Asociación Cubana del Audiovisual, en paralelo con El Mégano, que entrega la Federación Nacional de Cine Clubes, y que privilegió Gloria City, documental dirigido por Isabel Santos, también reconocido con el mayor lauro que entrega el Círculo de periodistas de cultura de la Unión de Periodistas de Cuba.

El premio Vigía, de la subsede matancera, recayó en Yo soy Malú, de Mayra Álvarez; la Asociación Cubana del Audiovisual entregó mención especial al largometraje de ficción Por qué lloran mis amigas, de Magda González Grau, y la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba concedió su premio al cortometraje de ficción Atrapado (Daniel Chile) y al registro del cine juvenil e independiente cubano fue a parar también el reconocimiento del Centro Pablo de la Torriente Brau, que decidió entregar un Premio especial al documental experimental El proyecto (Alejandro Alonso).

El filme colombiano Matar a Jesús recibió el galardón Glauber Rocha, instituido en 1985 con el objetivo de estimular el movimiento del nuevo cine latinoamericano, auspiciado por Prensa Latina y conferido al largometraje de ficción que exprese, con rigor y autenticidad artísticos, la realidad social de América Latina, como lo consigue Matar a Jesús, también encumbrada por el jurado de Casa de las Américas.

Laureada en algunos de los mayores festivales del mundo, y seguramente ganadora de algunos Corales importantes dentro de unas horas, la chilena Una mujer fantástica (Sebastián Lelio) también impresionó a los jurados colaterales: el Sistema de Naciones Unidas en Cuba le entregó su premio Únete, mientras que la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica se decantó por su coterránea Los perros, de Marcela Said.

La emisora Radio Habana Cuba confirió el Roque Dalton a la muy reconocida cinta argentina La cordillera (Santiago Mitre), también ganadora del premio Cibervoto de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, junto con la ópera prima La novia del desierto (Valeria Pivato y Cecilia Atán), mientras que en esa cinematografía austral se quedó el Premio UNICEF por Temporada de caza, ópera prima de Natalia Garagiola.

Finalmente, la Federación Internacional de Cineclubes otorgó el Don Quijote a la brasileña Plaza París (Lucía Murat), y en esa cinematografía se localizó la mención de Prensa Latina para la lírica y nostálgica La película de mi vida, dirigida por el también actor Selton Mello. Esta notable producción brasileña sirvió de pórtico al Festival el viernes pasado, y una semana después es reconocida por los jurados colaterales.

Le puede interesar:

Aos Teus Olhos: las redes sociales a debate

Cuba y el camarógrafo: una notable indagación visual

Comprender el cine desde lo digital

Festival de Cine: El ayer restaurado