Pasar al contenido principal
Deslumbra el Ballet Nacional de Cuba al público de Chicago
21May
Noticias

Deslumbra el Ballet Nacional de Cuba al público de Chicago

Por José Ramón Neyra

El Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección de Alicia Alonso, ha ofrecido tres incomparables funciones de Don Quijote, en el Teatro Auditorium de Chicago, del 18 al 20 de mayo, iniciando así una gira por los Estados Unidos, que incluirá también las ciudades de Tampa, Washington y Saratoga Springs.

Don Quijote es un ballet basado un episodio de El ingenioso hidaldo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, puesta en escena por el Ballet Nacional de Cuba, bajo la dirección artístico-coreográfica de Alicia Alonso, y coreografía de María Elena Llorente y Marta García, sobre la original de Marius Petipa y la posterior de Alexander Gorski. Tanto los diseños como el libreto estuvieron a cargo de Salvador Fernández.

En el debut, la respuesta del público que colmó la amplia sala del Teatro Auditorium, puesto de pie para ofrecer una ovación a la compañía, corrobora las palabras de uno de los espectadores, músico de profesión, que expresó que este será un acontecimento "que quedará por siempre en la memoria". Las ovaciones se repitieron en las dos funciones siguientes, ofreciendo a los artistas cubanos la prueba espontánea de una bien ganada admiración, que se extendió también a la ejecución de la música de Minkus por la Orquesta Filarmónica de Chicago, bajo la dirección de Giovanni Duarte.

La crítica Lauren Warnecke publicó lo siguiente en el diario Chicago Tribune, el 19 de mayo:

"El vivaz cuerpo de baile ejecuta una coreografía nítida que recuerda la destreza técnica de Alonso y el estilo claramente cubano que trajo a los escenarios estadounidenses. Este Don Quijote tiene momentos enraizados en la reserva de talentos del Ballet Nacional de Cuba.

"Alonso agrega algo de profundidad a la historia al crear una secuencia de sueños en la que el caballero andante soñador (Yansiel Pujada) confunde a Kitri (Viengsay Valdés) con la elusiva Dulcinea (Yiliam Pacheco), un personaje central de la novela ausente en la versión original del ballet.

"Pujada y Dairon Darias como el torpe compañero Sancho Panza son fuentes continuas de deleite, como lo es Ernesto Díaz como Camacho, un noble francés que compite por la mano de Kitri en matrimonio.

"[...] Viengsay Valdes realizó un equilibrio en una pierna que duró una infinitud, cambiando la posición de arasbeque a passé, sin apoyarse en su compañero, Patricio Revé. Las piruetas quíntuples de Revé en las variaciones igualmente impresionantes de Basilio despertaron el entusiasmo de la multitud, incluido esta crítica.

"He visto innumerables actuaciones de este grand pas de deux, que a menudo se interpreta fuera de contexto como una demostración de habilidad técnica en un programa de repertorio mixto. Es conocido por su impactante bravura y su aire español, creado originalmente en 1869 por el coreógrafo ruso Marius Petipa y Ludwig Minkus, un compositor judío-austriaco. Presentado aquí al final del ballet completo en tres actos, se nos recuerda que Kitri y Basilio son seres amantes de la diversión, relativamente humildes, y personajes complejos extraídos de un capítulo de la novela de 1605, de Miguel de Cervantes."

Vale destacar en esta función el fulgurante desempeño de Ariel Martínez y Ginett Moncho como el torero Espada y Mercedes, así como de Claudia García, en el papel de la Reina de las Dríadas, y Chanel Cabrera como el Amor, así como de Félix Rodríguez, como Lorenzo, padre de Kitri.

El sábado 19 de mayo el cartel estuvo encabezado por Sadaise Arencibia (Kitri), Raúl Abreu (Basilio), Rafael Quenedit (Espada) y Ely Regina (Mercedes), y Bárbara Fabelo y Maureen Gil, como la Reina de las Dríadas y el Amor, respectivamente. Ernesto Díaz y Yansiel Pujada asumieron nuevamente los roles de Camacho y Don Quijote, junto al Sancho Panza interpretado por Brian González. Como hechos relevantes, es preciso resaltar que al concluir el grand pas de deux del tercer acto, el público se puso de pie para ofrecer una prolongada ovación a la pareja principal.

Por último, el domingo 20, Grettel Morejón y Dani Hernández, protagonizaron brillantemente un espectáculo que constituyó un magnífico cierre de las presentaciones del Ballet Nacional de Cuba en Chicago. Ariel Martínez y Claudia García encarnaron a Espada y Mercedes, en esta ocasión.

Le puede interesar: Ballet Nacional de Cuba culminará festival "Artes de Cuba"