Pasar al contenido principal
Por fin Choco
27December
Premios

Por fin Choco

Por Jorge Fernández Era

El Premio Nacional de Artes Plásticas 2017 fue entregado oficialmente al artista Eduardo Roca Salazar, Choco, en ceremonia encabezada por el ministro de Cultura Abel Prieto, el presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Miguel Barnet, los viceministros María Elena Salgado y Abel Acosta, Lesbia Vent Dumois, presidenta de la Asociación de Artes Plásticas de la Uneac, Nereyda López, secretaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura, y Teresita Domínguez, presidenta del Consejo Nacional de las Artes Plásticas.

El reconocimiento, instituido desde 1994, y que se otorga todos los años a los mejores exponentes de las artes visuales del país por la obra de la vida y por su valioso aporte al desarrollo e historia de la plástica cubana, fue entregado en la abarrotada sala-teatro del edificio de arte cubano del Museo Nacional de Bellas Artes.

Quien esto escribe no recuerda gala similar ni ovación tan cómplice. Fue un Premio para un Premio, una tarde especial en la que no faltó la música, con cuatro grandes exponentes: el Maestro Frank Fernández (Ave María, de Franz Schubert, y La comparsa, de Ernesto Lecuona), Miguel Núñez (Una melodía, de su autoría), Javier Zalva, quien acompañó con el clarinete a este último en la pieza Choriño habanero, y la pianista Estefanía Núñez (Pan con timba, de Aldo López Gavilán).

El jurado, presidido por José Manuel Fors, Premio Nacional de Artes Plásticas 2016, fundamentó su decisión, entre otros argumentos, en «la amplia trayectoria cultural, la calidad estética del conjunto de su obra, que de forma sostenida ha realizado aportes significativos al desarrollo del grabado, y especialmente a la calografía, su creación en otras manifestaciones como la pintura y la escultura, reflejando en toda su obra al hombre y sus problemáticas de siempre, logrando impresionantes texturas y variaciones de color».

El ministro de Cultura, en sus palabras de elogio, resaltó que era un día feliz para mucha gente en Cuba y para todos los admiradores que tiene Choco en el mundo. «El Premio Nacional de Artes Plásticas salda esta tarde una deuda que tenía con uno de nuestros más importantes pintores. Mucha gente se siente premiada con este homenaje a Choco, alguien tan extraordinario y magnífico. A Choco lo conoce mucha gente, y nadie puede conocer a Choco sin admirarlo y sin quererlo, pero incluso la gente que no lo conoce personalmente lo quiere de un modo muy especial». Tras hacer un recorrido por algunos de los escritos que le han dedicado a Choco algunos de los intelectuales más prestigiosos de la nación, Abel Prieto concluyó: «Termino felicitando al jurado, al Consejo Nacional de las Artes Plásticas y, por supuesto, a mi hermano Choco, a Gloria, a sus hijos, a su gran familia, a todos los que han sentido la imantación de este gran artista, de este gran cubano, de este gran ser humano, y a todos los seguidores de esa religión tan fuerte que profesa Choco: la de ser y sentirse cubano».

El artista, por su parte, lo dijo todo en una sencilla frase: «Con este premio ustedes han hecho de mí el hombre más grande, el artista más grande. Se lo dedico a ustedes, porque son los culpables, los que han visto que mi obra es fabulosa, y hoy me lo estoy creyendo».

Le puede interesar:

Tatagua más Chocolate es igual a Arte por Excelencias

Choco, cará

CHOCO: desde la bondad, el arte