Eventos

Lo que dejó Zona Maco

16/02/2017

Por Jorge Fernández Era

Culminó la edición 14 de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo Zona Maco, en la ciudad de México, para algunos la más importante que se realiza en la América Latina. Amén de lo discutible que puede ser la anterior aseveración - ArteBA (Buenos Aires, Argentina) artBO (Bogotá, Colombia) y  hasta la Bienal de La Habana pudieran reclamar el mismo calificativo-, lo cierto es que Zona Maco es de las más publicitadas… y discutidas.

 

Arte por Excelencias estuvo presente en estos días en que mucho público hubo de acudir al pabellón de exposiciones Banamex, bastante distante del centro de la ciudad, para observar esta muestra de arte de todo el mundo a la que acudieron 150 expositores representando a 120 galerías de arte. Si se me pregunta cuál es el saldo de estos cinco días de confrontación con buena parte del arte contemporáneo actual, yo diría que positivo, pues no siempre se tiene la oportunidad de visitar en un mismo recinto varias de las galerías más importantes del mundo, y de constatar todas las tendencias en que se mueven las artes plásticas contemporáneas.

 

“Artes plásticas contemporáneas” no es quizás la mejor definición para englobar en un todo lo visto en Zona Maco 2017. Muchos de los que desfilaron por nuestro stand en la Feria cuestionaban si tal o mascual instalación podía ser considerada arte. Para este reportero el solo hecho de que despierte cuestionameintos apunta tantos a favor de este intento mancomunado de reunir a tantos artistas. Yo también vi mucho de mercado en muchas propuestas que estaban puestas allí para vender. Cuál si no puede ser la intención de un stand –lo tenía al lado, y fue de los más concurridos- en que te podías bajar una aplicación para disfrutar en movimientos las obras plásticas expuestas. Pero al centro de dichas obras un moderno e impresionante Mercedes Benz te aplastaba con su presencia y era la imagen más “relevante” del entorno. Igual de comentado fue otro stand en que una línea aérea situó una escultura viva suspendida en el aire; era imposible no fijarse en aquello, pues el efecto de un tipo “sentado en el vacío” navegando tranquilamente en su ipod era de veras muy curioso.

 

¿Arte? Es la pregunta que una y otra vez se hacía el público. ¿Puede achacársele esto a los organizadores? Pues no, hombre, que no hay feria de arte contemporáneo –ni la de La Habana, con todo y sus intenciones de promover aquello que hacen los “olvidados” del mundo- que no tenga también de engaño y de mercado, que tanto están emparentados en estos tiempos que corren.

Stand de Arte por Excelencias en Zona Maco. Artista de la plástica Iris Leyva y el periodista Jorge Fernández Era

Fue poca la presencia de los artistas cubanos en Zona Maco, aunque uno agradezca poder toparse con un Wifredo Lam o un Tomás Sánchez. Pero hay que aplaudir el empeño de los organizadores por priorizar a artistas de este lado del Atlántico -el arte mexicano en especial- que reflejan en sus obras el acontecer de una región que defiende una identidad por encima de modas e imposición de los que más tienen.

 

Que exista una revista como Arte por Excelencias, hecha desde Cuba y por cubanos, fue saludado por todo el que se detenía ante nuestro stand y se llevaba un ejemplar de los números 30 y 31. Y aunque las preguntas que nos hacían no siempre tenían que ver con el contenido de la publicación, reflejaban el interés creciente que la mayor de las Antillas despierta en todo el mundo. Y ello es ya motivo suficiente para sentirnos satisfechos de haber defendido esos cuatro metros cuadrados de Zona Maco que representaron a esta pequeña Isla del Caribe.