Pasar al contenido principal
Carta a Zaida del Río
08October

Carta a Zaida del Río

"Todo empezó en la sorpresa"... decía Silvio Rodríguez y Zaida lo escogió como título de la exposición. Entre las musas, la locura y la genialidad reaparece una espectacular y siempre controvertida Zaida del Río.

En una gran exposición con sede en la Galería Orígenes del Gran Teatro de La Habana "Alicia Alonso", brilla con luz propia Zaida del Río: genial, vigorosa, atrevida, rompiendo esquemas y tabúes.

La desaparición de Carilda Oliver Labra a sus 96 años nos hizo perder a un mito y a una mujer valiente. Fue su obra avanzada para su época,  transgrediendo tabúes y prejuicios sociales, lo que definió a una poetisa muy especial.

Hoy aquí nos encontramos a una exuberante Zaida, potente, silenciosa y trabajadora, artista y atrevida. Estas obras, de gran formato, han sido recibidas en el mejor escenario; su trasgresividad -que le dará un éxito que hoy auguro-, me produce alegría.

Al apreciar tan magna exposición - confieso que hacía tiempo no disfrutaba tanto admirando obras de ese porte- descubro que Zaida no provoca en ellas, solo expone; no pierde su estilo, no deja espacio sin cubrir en su barroca interpretación de esta homosexualidad cambiante, de esos rasgos mixtos entre la feminidad y la fortaleza del hombre. Devela los claroscuros, las luces y sombras, los carboncillos de una excelente calidad artística, en expresión brillante de una interpretación corporal bien estudiada en un complejo manual de anatomía que en su cabeza inventa...

 

Zaida del Río junto a su obra

 

En la interpretación de estos, nos hace adentrarnos en la magia de lo natural, en la capacidad del ser humano de adoptar tendencias claves, recuperar antiguas costumbres que ayer rompieron esquemas y hoy son realidades cotidianas ya aceptadas por las sociedades más avanzadas. Diríamos que es una expresión de libertad y un reconocimiento al libre derecho para decidir nuestra conducta sexual.

Felicidades Zaida. Muchas personas agradecerán tu gesto; otros, lo repudiarán, pero al final tu libertad de expresión ha sido la triunfadora.

Una discusión no artística perdería el sentido de esta gran obra tuya, que lo es no solo por sus dimensiones sino por el excelente trabajo, creatividad y técnica demostrada. Desde mi humilde opinión y valoración, te deseo el éxito que te mereces, por tan concienzudo trabajo y estos dos años de entrega a él.

José Carlos de Santiago 

Le puede interesar: 

El azar se teje con Zaida​​​​​​​

Las nuevas figuras masculinas de Zaida del Río

Sorpresas de Zaida del Río