Pasar al contenido principal
Comprender el cine desde lo digital
12December
Festival de cine de La Habana

Comprender el cine desde lo digital

En la presentación de ambas publicaciones digitales se hizo énfasis en la importancia que se le debe dar a la preponderancia de los medios digitales en los mecanismos de distribución y consumo de cultura.

Por: Jorge Fernández Era

El Centro Cultural Cinematográfico Fresa y Chocolate, muy cerca de la célebre esquina habanera de 23 y 12, en El Vedado, fue sede de la presentación de la Enciclopedia audiovisual de Juan Antonio García Borrero y del ebook de crítica cinematográfica Voces en la niebla, de Antonio Enrique González Rojas, como parte del 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Ambos acontecimientos coincidieron con el aniversario 89 del nacimiento del más importante realizador cinematográfico cubano: Tomás Gutiérrez Alea (Titón), creador de filmes antológicos de la cinematografía mundial como Memorias del subdesarrollo, Los sobrevivientes, La última cena y Fresa y chocolate. Su viuda, la actriz Mirtha Ibarra, anunció a los presentes que el próximo año, en ocasión del cumpleaños 90 de Titón, se abrirá en La Habana Vieja el Centro Cultural Tomás Gutiérrez Alea, y que el local que lo acogerá, donado por el Historiador de la Ciudad de La Habana, el doctor Eusebio Leal Spengler, se encuentra en la confluencia de las calles Leonor Pérez y Cuba.

García Borrero, desde su Camagüey natal, ha sido el creador y organizador del Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, el evento teórico más importante para los que ejercen el ejercicio de opinión sobre cine en Cuba. Es uno de los más activos miembros de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica. Ha ganado en tres ocasiones el Premio Nacional de la Crítica Literaria, y en seis el Premio de Ensayo e Investigación que concede anualmente la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). Tiene en su haber además la publicación de no pocos títulos, entre los que destacan Julio García Espinosa: las estrategias de un provocador (Festival de Huelva-Casa de América de Madrid, España, 2001), Guía crítica del cine cubano de ficción (Editorial Arte y Literatura, La Habana, Cuba, 2000) y ¿Quién le pone el cascabel al Oscar? (Editorial Oriente, Santiago de Cuba, y Universidad Veracruzana, México, 1998).

«Es un gran honor para mí —apuntó Borrero— presentar este proyecto en una fecha tan importante como es la del cumpleaños de Tomás Gutiérrez Alea. La Enciclopedia audiovisual, aunque aún es una publicación off-line, ya es contentiva de más de tres mil páginas que hablan de películas, de actores…, con entrevistas, fichas técnicas, imágenes, críticas, información sobre el cine silente, el cine sonoro, el cine de la etapa revolucionaria y también el que yo llamo cine sumergido, que está más allá de la concepción historiográfica dominante, que piensa el cine cubano solo como aquel hecho por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos».

En la presentación de ambas publicaciones digitales —la de Antonio Enrique González Rojas es un esfuerzo de Claustrofobia Ediciones, de Santiago de Cuba— se hizo énfasis en la importancia que se le debe dar a la preponderancia de los medios digitales en los mecanismos de distribución y consumo de cultura, lo mismo desde los ordenadores personales e Internet que desde los propios teléfonos móviles, convertidos en organizadores de la vida y de la información de las personas.

Juan Antonio García Borrero, en tal sentido, citó una carta que le enviara hace dos años el recientemente fallecido teórico y crítico cubano de arte Desiderio Navarro, fundador de la revista Criterios. En uno de sus fragmentos decía: «Más que de Criterios y de su experiencia pionera en la divulgación digital del pensamiento teórico, hubiera querido hablarles de problemáticas que van mucho más allá y que he planteado en otros contextos: por una parte las consecuencias negativas que puede traer a nuestra cultura y sociedad la demora en el desarrollo y actualización de la cultura digital, y por otro los problemas socioculturales que pudiéramos evitar poniendo fin a la demora por omisión del estudio y aprovechamiento crítico de las reflexiones y contribuciones prácticas internacionales sobre problemas ligados a ese desarrollo, ya avanzado en otros países».

Le puede interesar:

El festival de mi vida

Productores estadounidenses presentan en La Habana documental nominado a los Óscar

Festival de Cine: El ayer restaurado

James Ivory regresa a Howards End