Pasar al contenido principal

El reconocido pianista y compositor cubano José María Vitier, ofrecerá un concierto en homenaje a los treinta años del tema Desde la aldea.

Por Jorge Fernández Era

Nadie la conoce por su nombre. Todo el mundo la llama «la música del Festival de Cine». Lo cierto es que Desde la aldea cumple ya treinta años, y su autor, el reconocido pianista y compositor cubano José María Vitier, ofrecerá un concierto en homenaje a tal acontecimiento el domingo 10 de diciembre a las cinco de la tarde en el Teatro Martí del Centro Histórico de La Habana junto a los músicos Dagoberto González (violín), Abel Acosta (contrabajo y percusión) y Otto Santana (percusión), además de tener como invitados a Marcos Madrigal (piano) y Nicolás Sirgado (bajo eléctrico).

José María Vitier en cuarteto forma parte de la programación del 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y, según sus organizadores, será «un concierto que irá de lo nostálgico a lo sorpresivo. Una parte del programa estará dedicada al cine; a través de la música y las imágenes se hará homenaje a algunos de los principales directores, guionistas, actores y otros anónimos protagonistas del cine cubano. El resto del concierto se dedicará a mostrar el repertorio más actual de este virtuoso compositor y pianista, incluyendo algunos estrenos».

 

 

Arte por Excelencias asistió a la conferencia de prensa ofrecida por el músico en los estudios de Producciones Abdala, ocasión propicia también para la presentación en Cuba, por esa casa productora, del CD Ofrendas —contentivo de quince piezas compuestas e interpretadas por Vitier, entre ellas la que le da título al disco, dedicada a Lichi y a Rapi Diego—, así como de un álbum con dos DVD, el primero con el documental Intimidad, del realizador y productor musical José Manuel García Suárez, y el segundo con el concierto Tarde en La Habana, que ofreciera el Maestro el 18 de diciembre de 2016 en la Sala Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes.

«Hace treinta años yo compuse Desde la aldea —declaró José María a los periodistas presentes— para la serie de televisión La frontera del deber. Era un tema que debía tener cierta característica latinoamericana. Fue así que hice esa pequeña música que dura cincuenta y pico de segundos, y que pudiera haber dormido el sueño eterno en ese material televisivo. Sin embargo, ya desde el año 1987 el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos estaba usando música mía como tema del Festival: en 1987 y 1988 Barrock, grabado junto a Dagoberto González, en 1989 otro tema de mi autoría que se llama Rondó, y en 1990 se comenzó a usar Desde la aldea… hasta el sol de hoy. Una vez hubo un intento de modificarla o sustituirla, pero no fue así, porque la gente la sigue pidiendo y la considera parte de la historia del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano».

Dagoberto González dio a conocer en el encuentro con la prensa que el concierto del próximo domingo marca el inicio de una gira que ofrecerá el destacado pianista junto a él y los otros dos músicos acompañantes, que tuvo su estreno el 20 de octubre en las celebraciones del Día de la Cultura Cubana en Roma y que los llevará a España, Francia y otros países de Europa.

«El concierto va a tener dos cauces —amplió José María Vitier—: uno obviamente dedicado a la música para cine, donde se van a interpretar, con un grupo muy reducido de músicos muy valiosos, algunas de las músicas más connotadas de las películas en que yo he trabajado. Vamos a presentar también otra fase de mi trabajo, en cuarteto, con los percusionistas Otto Santana y Abel Acosta. Voy a tener la grandísima alegría y el honor de volver a compartir escenario con Dagoberto González, un músico que ha sentado credenciales hace muchos años; me toca el orgullo de haber sido quizás su primer director de grupo, después ha tenido una carrera brillante como violinista, productor y arreglista. Vamos a interpretar cosas nuevas que no hemos interpretado nunca en este formato, con influencias del jazz, de la música cubana, con mis queridas contradanzas y danzones. En fin: la música que estoy haciendo y algunos guiños a la que he hecho en el pasado».

Le puede interesar:

Festival de La Habana: cine para creer y para crecer