Pasar al contenido principal
Zona Maco fue más
14February
Eventos

Zona Maco fue más

Por Jorge Fernández Era

Representar otra vez a la revista Arte por Excelencias en la Feria Internacional de Arte Contemporáneo Zona Maco era un reto, y confieso que lo hice con cierto temor: el de que se acentuaran, en la edición del 2018, recién culminada el pasado domingo 11, ciertos atisbos de preponderar lo comercial sobre lo artístico que ya había señalado en estas mismas páginas el pasado año. Pero mis expectativas fueron ampliamente superadas y el evento creció no solo en número de expositores y de público, sino en madurez artística. Lo curadores se esmeraron, quizás por el afán de sobresalir en medio de un panorama conformado por las galerías más renombradas del mundo. El principal acierto: se asistió a una exposición gigante y no a una suma de ellas.

Lea también: Zona Maco: la arrancada

Veamos algunos datos suministrados por los organizadores: «La feria incluyó una selección de ciento setenta expositores de veintisiete países de América, Europa y Asia, así como un programa de conferencias con más de cincuenta invitados internacionales, una sección de editoriales y publicaciones, y diversas actividades en colaboración con aliados y patrocinadores, para convertir a Ciudad de México en el epicentro del coleccionismo, a través del recinto ferial más importante de Latinoamérica».

Nadie dude de esta última afirmación. Lo sentí al prácticamente arrastrar por su kilométrico y anchísimo pasillo la maleta donde había duplicado la cantidad de revistas que traje en el 2017. Citibanamex, además de su funcional diseño, exhibe una amplitud impresionante: junto a Zona Maco sesionaban también, sin interceder uno con otro, un evento sobre informática y otro con muchísima comida ecológica.

Pero sigamos con lo que a manera de informe final se nos dice sobre la Feria de Arte Contemporáneo: se otorgaron algunos premios, entre los que sobresalió, para el arte cubano, el destinado a artistas emergentes menores de 40 años y que se entregara a nuestro compatriota Osvaldo González, quien llegó representando a la galería Servando. El reconocimiento, consistente en la adquisición de las obras de la serie Espacio de fe, fue otorgado por la empresa JSA Arquitectura. Hubo otros dos premios de adquisición: el Artz Pedregal, destinado a esculturas y/o instalaciones de gran escala —la pieza seleccionada será exhibida permanentemente en el parque central de un centro urbano al sur de la ciudad—, que fue a manos de Damián Ortega por Torch Lamp, y el Tequila 1800 Colección, entregado a cuatro piezas por un comité curatorial. Por último, la empresa de ropas y joyas de alta categoría Tommy Hilfiger realizó una convocatoria abierta a estudiantes de diseño para proponer obras que reflejaran el espíritu único de diversas ciudades mexicanas; los agraciados fueron Citlali Haro, Alejandra Ramos y Aldo Islas.

Lea también: Zona Maco premia a artista cubano

Y para que vean en qué universo variopinto se movió Arte por Excelencias, es justo consignar que compartimos nuestro stand, justo a la entrada del pabellón D de Citibanamex, con publicaciones del calibre de Art Nexus, Artforum, Artheorica, Animal y Terremoto, y múltiples editoriales de todo el mundo que convirtieron aquel segmento del recinto en una singular Feria del Libro.

Y si de récord de asistencia se trata, la Feria de Arte Contemporáneo Zona Maco, la más importante de América Latina, llegó esta vez a la cifra de 62 000 visitantes, 62 001 si se cuenta a este servidor.

Le puede interesar: