Pasar al contenido principal
Artes visuales y Cuba: binomio de excelencia
02January

Artes visuales y Cuba: binomio de excelencia

Hace apenas una semana la isla caribeña reverenció al pintor y grabador Eduardo Roca, Choco, por su valioso aporte al desarrollo de las artes visuales en Cuba cuando se le otorgó el Premio Nacional de Artes Plásticas en el año que culmina. Y aunque este es el final feliz hubo otros buenos acontecimientos durante el 2017 que vale la pena rememorar.

Vea también: Choco, cará y CHOCO: desde la bondad, el arte

Las exposiciones en el Museo Nacional de Bellas Artes fueron disímiles e interesantes. Cabe recordar  la mirada al arte afrocubano que unión a diversos creadores en la exposición  “Sin máscaras” así como el homenaje al célebre Salón de Mayo que significó “La gran espiral”.  A su vez, “Palimpsesto”, muestra de la obra de José Manuel Fors, Premio Nacional de las Artes Plásticas 2016 sirvió de notable colofón a las propuestas del 2017.

 

Tony Cragg en La Habana
Tony Cragg en La Habana

 

La institución habanera abrió también sus puertas al arte foráneo: así el escultor británico Tony  Cragg expuso en abril y en julio el alemán Albert Oehlen inauguraba la obra Ö, mientras que con igual acogida lo sucedía “Resistencia”, exposición personal del norteamericano Ben Jones. Otra de las propuestas a significar fue la del creador norteamericano de origen ruso Boris Lurie que acercó al público cubano a sus peculiares maneras de concebir el arte.  

 

El artista Albert Oehlen en Cuba
El artista Albert Oehlen en Cuba

 

Por su parte, el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam se vistió de gala con la exposición que Pedro Pablo Oliva propuso a sus seguidores y con “Allegreto Cantabile”, muestra personal en homenaje al 90 aniversario del natalicio de Raúl Martínez, saldó una deuda con otro de los grandes de la plástica cubana.

 

Allegreto por Raúl Martínez
Obra de  Raúl Martínez

 

El Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso” brindó también su espacio para los creadores. Muestras colectivas como “Se hace camino al andar” -organizada por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas- fue vista durante los meses de agosto y septiembre y “De la idea a la forma”, dedicada a la escultura cubana rindió homenaje al quehacer de Rita Longa.

 

Divertimentos
“Divertimentos” de Pedro de Oraá

 

Collage Habana se vistió de gala con los “Divertimentos” de Pedro de Oraá mientras Galería Habana presentó “Cuba en Pelota” de Reinerio Tamayo y acogió al fotógrafo y diseñador francés Maurice Renoma. Por su parte, la Fototeca de Cuba fue sede principal del Noviembre Fotográfico y abrió sus puertas a la obra del noruego Morten Loberg quien presentó a los cubanos “Pinholes”

 

Pinholes
Morten Loberg presentó “Pinholes”

 

A su vez, la semana de la cultura italiana trajo de vuelta la obra de Pistoletto y Post-it ofreció la oportunidad a los más jóvenes de insertarse en el circuito galerístico.

Vea también: Pistoletto tiene un castillo en La Habana y La geografía de Pistoletto

Otras importantes exposiciones sucedieron a lo largo del país solo como muestra de ello mencionaremos las que la Galería Provincial de Mayabeque organizó con las obras de los Premios Nacionales de artes plásticas Manuel Mendive y Nelson Domínguez.

Creadores cubanos y galerías del pais estuvieron también en eventos internacionales. Sobresale la experiencia de catorce artistas en la Bienal de Venecia así como la presencia de Collage Habana en Art Madrid y de La Acacia en Art Miami, mientras que la Galería Servando representa el arte cubano en Artissima Art Fair.

Las experiencias muchas, las expectativas amplias, el talento, siempre.