Pasar al contenido principal
Un nuevo encuentro con Antonia Eiriz en Galería Galiano
05February

Un nuevo encuentro con Antonia Eiriz en Galería Galiano

Tras 25 años de no exhibir su trabajo en público, Antonia Eiriz (La Habana, 1929-Miami, 1995), reconocida desde mucho antes como una de las figuras más importantes de la plástica cubana, accedió en enero de 1991 a realizar una exposición personal en Galería Galiano, hecho que constituyó todo un acontecimiento cultural en su momento.

De ahí que haya sido en esa institución perteneciente al Fondo Cubano de Bienes Culturales, FCBC, que la historiadora del arte Laura Martín propusiera un reencuentro con esta excelsa exponente del expresionismo en la Isla; no a través de sus piezas –aunque dos fueran incluidas en el proyecto- sino mediante la huella que, de diversas formas, ha dejado en un grupo de jóvenes artistas cubanos.

De un poema que le dedicara a la también inolvidable pedagoga Roberto Fernández Retamar, Felices los normales, toma su título la exposición que podrá ser visitada hasta el 7 de marzo próximo y en cuya curaduría participó, además, Sandra García Herrera.

 

Miriannys Montes de Oca. La cola
La cola de Miriannys Montes de Oca

 

Creaciones de Antuán Mena, Jorge Luis Rodríguez, Marco Arturo Herrera, Miriannys Montes de Oca, Yoxy Velázquez, Yohy Suárez y Miroslav de la Torre, protagonizan esta propuesta, en la que también aparece Vintage (2000), óleo con el que el Premio Nacional de Artes Plásticas 2010, René Francisco Rodríguez, reverencia al titulado La muerte en pelota (1966), antológica obra de Antonia Eiriz; así como 1,2,3 probando…(2000) proyecto presentado por Galería DUPP en la VII Bienal de La Habana, deudor de Una tribuna para la paz democrática (1968), también de dicha autora.

 

Miroslav de la Torre. El arte en platos y Guiteras
El arte en platos y Guiteras de Miroslav de la Torre

 

Dos documentales, los titulados Antonia Eiriz, de Bárbara Álvarez y El grito silencioso de Antonia Eiriz, de Yosiri López Silvero, aportan a la exposición imágenes de la inauguración de la muestra Reencuentro, en aquel enero de 1991; así como testimonios de contemporáneos suyos y de algunos de quienes fueran sus alumnos, como Nelson Domínguez y Ever Fonseca.

 

René Fco. Rguez Vintage
Vintage de René Francisco Rodríguez

 

También aparecen en las paredes de la galería valoraciones acerca del quehacer de la polifacética creadora expresadas por destacados artistas y críticos de arte, entre ellos Tomás Sánchez, Rufo Caballero, Hamlet Fernández, María de los Ángeles Pereira y Giulio V. Blanc.

Cierran la exposición dos obras de la propia Antonia Eiriz y un breve texto suyo, en el que concluye: “Si un pintor puede expresar el momento en que vive, es genuino”. Autenticidad esta que la distinguió y la dotarán por siempre de discípulos y de un lugar destacable dentro de la historia del arte cubano.

 

Obras de Antonia
Obras de Antonia Eiriz en la muestra