Pasar al contenido principal
Alejandra Alarcón: LA DISTANCIA ADECUADA
10May

Alejandra Alarcón: LA DISTANCIA ADECUADA

Barcelona: Galería Sicart presenta hasta el 4 de junio próximo la muestra La distancia adecuada, de la artista boliviana Alejandra Alarcón (Cochabamba, 1976), como parte del ciclo Perspectivas latinoamericanas.

 

Acerca de la muestra reproducimos a continuación algunas consideraciones recientes de la artista,[1] que abren caminos para ampliar la visión y comprender mejor la esencia de un trabajo centrado en el ser femenino y sus roles.

 

“Dejar a un lado la velocidad para dar lugar a la quietud y el silencio. Ordenar los fragmentos y construir una plataforma en la que se refleje lo que hasta ahora se ha recogido, formado y deformado. La pausa en el andar es como el preámbulo al nuevo camino por el que se quiere transitar, las nuevas formas que se quieren buscar, los nuevos paisajes por los que se quiere volar. Es así que el proyecto de la residencia podría ser el momento para prepararse a dar, otra vez, un salto. En este sentido quisiera que el proyecto residencia-taller fuera una experiencia de revisión, reciclaje, así como también de búsqueda de trayectos dentro del camino andado.

 

“La experiencia en una residencia significa: instalarse en un contexto diferente y todo lo que esto implica, pensarse y repensarse, descubrir otros espacios-tiempos geográficos y humanos, mirar de nuevo, revisar el propio trabajo, refrescar los sentidos, y a partir de todo esto generar obra y ver qué ocurre. En este ver qué ocurre… pensé en la “Distancia adecuada” como título para esta experiencia artística. La distancia adecuada para percibir el devenir, desde otro lugar. La distancia adecuada para juzgar, olvidar, negociar, equilibrar, perdonar, tocar. Dejar. La distancia como tiempo, como respiración. La obra como la vida, el verse a través de la obra con la distancia adecuada…

 

“En la residencia taller exposición se tratará de reflexionar a nivel visual sobre estas preguntas. La acuarela como medio inmediato que permite esbozar líneas de pensamiento. Quiero revisar mi producción, encontrar nuevas lecturas, trabajar de nuevo, a partir de preguntas que nacen de lo visual.

 

“Mi trabajo artístico visual tiene que ver con reciclar los roles asignados de los cuentos infantiles. Me interesa reinterpretar y poner en duda, develar y desenmascarar, los valores morales que estas historias tratan de consagrar como verdades universales. El trabajo que he realizado los dos últimos años toca estos temas desde una iconografía precisa, la de los cuentos infantiles, como Caperucita roja, Barba azul, Cenicienta, La princesa y el sapo, Blanca Nieves y Rapunzel. Las diferentes series exploran en variadas direcciones la posibilidad de encontrarnos con los deseos reprimidos de las niñas-mujeres, con el poder que soterradamente se va mostrando al invertir, distorsionar, mezclar, yuxtaponer y recomponer la imagen femenina que es planteada en los cuentos y emulada en lo cotidiano inadvertidamente.

 

“La última serie, que comencé a trabajar el pasado año, tiene que ver con el mundo simbólico de las relaciones de pareja. El imaginario que se construye en los roles de víctima y victimario que se alternan para poder cumplir el pacto que hicieron, aunque ya no exista amor. Heridos, muertos, vacíos, continúan juntos. Me interesa representar un mundo de personajes que sobreviven a su forma inicial construyéndose otra, personajes que negocian lo trágico con su deseo de ser de otra manera, personajes que camuflan el destino en nuevas formas de existir a partir de la distancia.

 

“Todas estas series siguen en proceso, las vuelvo abordar, relacionar, conectar, hilar, es un proceso en el que los caminos se van construyendo y conectando en varios niveles. Este trabajo en series tiene un desarrollo rizomático (referente al rizoma de Deleuze y Guattari, es decir, un modelo descriptivo o epistemológico en el que la organización de los elementos no sigue líneas de subordinación jerárquica sino que cualquier elemento puede afectar o incidir en cualquier otro). Me interesa construir una red de conceptos por los que pueda transitar aleatoriamente, con múltiples salidas y entradas. El proceso creativo que sigo no es lineal, ni jerarquizado, existen múltiples conexiones entre los conceptos que abordo”.

 

GALERIA SICART

Carrer de la Font, 44

08720 VILAFRANCA DEL PENEDÈS (Barcelona)

Tel. +34 93 818 03 65 cel.+34 629 23 75 60

Fax +34 977 678 067

galeriasicart@galeriasicart.com

www.galeriasicart.com



[1] Sugerimos también la lectura del texto “El olor del clan” (“The smell of the clan”), de la curadora y directora de Oxígeno-Cultura Visual Cecilia Bayá Botti, acerca del trabajo de Alejandra Alarcón. En revista Arte por Excelencias, a. II, no. 5, pp. 12-16.