Pasar al contenido principal
El vidrio y Santiago dan luz a Pabexpo
06December
Eventos

El vidrio y Santiago dan luz a Pabexpo

La cita se enmarca dentro del Año Iberoamericano de la Artesanía. Además de Cuba, estarán representadas otras diecisiete naciones del orbe.

Por Jorge Fernández Era

La edición 21 de la Feria Internacional de Artesanía de La Habana (Fiart) se inició en el recinto Pabexpo del oeste de la capital cubana y acontecerá hasta el próximo domingo 17 de diciembre, dedicada a la ciudad de Santiago de Cuba y al vidrio como manifestación artesanal. Al acto inaugural asistieron Abel Prieto, ministro de Cultura; Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba; y Arturo Valdés Curbeira, director del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

Como indican los organizadores, «Fiart se ha convertido a través de los años en un punto de confluencia de diversas expresiones artísticas, tanto de nuestro país como de otros lugares del mundo, lo que ha permitido la interacción de expresiones de identidad y de patrimonio cultural de los pueblos. Este evento también se ha ido consolidando como espacio para la comercialización y revitalización de nuestra tradición utilitaria con marcado acento cultural, además de erigirse como una plataforma eficaz para el intercambio de los creadores».

La cita se enmarca dentro del Año Iberoamericano de la Artesanía. Además de Cuba, estarán representadas otras diecisiete naciones del orbe, además de un gran número artesanos de todas las provincias del archipiélago y de varias empresas e instituciones estatales, como Artex, Génesis y Casa de las Américas.

En la mañana inaugural se le hizo un homenaje especial a Rosa María de la Terga, fallecida artista cubana a cuya labor de más de cuarenta años se debe que resurgiera el vitral en nuestro país, y que legara a la posteridad los lucernarios del Café del Oriente y del Hotel Raquel, las vitrinas de la perfumería Habana 1791, la cristalería de la Iglesia de San Francisco de Paula, los medio punto de la farmacia La Reunión, todos ellos inmuebles remodelados por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y por su principal artífice: Eusebio Leal Spengler.

También se entregó, como cada año, el Premio por la Obra de la Vida, reconocimiento del Fondo Cubano de Bienes Culturales a aquellos artesanos que se han destacado por la excelencia de su obra y por su contribución al desarrollo de la artesanía cubana. La presidenta del jurado, Lesbia Vent Dumois, presidenta de la Asociación de Artes Plásticas de la Uneac, anunció que esta vez fueron tres los artistas premiados: Jorge Luis Gil Rodríguez, por su trabajo como orfebre; Gregorio Jorge Duménigo, exponente de la artesanía con recursos naturales; y María del Carmen Pineda Lara, maestra del trabajo con fibras vegetales.

Al dejar inaugurada la XXI Feria Internacional de Artesanía, su director, Arturo Valdés Curbeira, apuntó que la artesanía cubana puede exhibir al mundo muchos logros, como su vitalidad y reconocimiento social. «El Fondo Cubano de Bienes Culturales tiene el reto inmenso de alejar a nuestros creadores de toda chabacanería, del kicht, de la mediocridad, del mercantilismo y la banalidad globalizada que nos llega desde los más importantes centros de dominio imperialista».

Arte por Excelencias asistió minutos después a un aparte con la prensa acreditada que tuvo el ministro de Cultura Abel Prieto, quien, entre otros aspectos, destacó lo siguiente: «En medio de las señales peligrosas de desintegración, con tendencias a desconocer el papel de las instituciones, las nuestras han ido consolidando su autoridad y su liderazgo. Hay razones para sentirnos esperanzados en medio de los tiempos tremendos que está viviendo la humanidad. Nuestra isla sigue siendo un bastión de cultura, de humanismo y de solidaridad».

Le puede interesar:

Fiart al doblar de diciembre

A las puertas FIART 2017