News

XXIII Encuentro Internacional de Academias de Ballet: ¡nuevas estrellas al escenario!

20/04/2017

Por: Beatriz Albert Pino

 

Desde el día 9 hasta el 19 de abril se desarrolló en La Habana el XXIIII Encuentro Internacional de Academias de Ballet, jornadas en la que estudiantes y profesores de cerca de diez naciones, intercambiaron experiencias y saberes en torno al arte danzario.

 

El evento, reconocido mundialmente por la calidad de sus talleres y nivel de convocatoria, se celebró por primera vez en Cuba, país que ha destacado por la profesionalidad de sus bailarines y la calidad de la enseñanza del ballet. En este sentido, la Escuela de Cuba Fernando Alonso engalanó el escenario del Teatro Nacional en la noche de inauguración, mediante la presentación de un acto del clásico El Corsario.

 

La 23 edición estuvo dirigida por la maestra Ramona de Saá, quien junto al historiador del Ballet Nacional de Cuba (BNC), Miguel Cabrera y al preparador físico José Candia, impartió conferencias sobre el sistema de enseñanza en las escuelas cubanas de danza, así como talleres referidos a la batería (movimiento de los pies cuyo aceleramiento es característico de la escuela rusa y adoptado de igual forma por la cubana). Asimismo, durante los diez días del encuentro los noveles bailarines pudieron asistir a clases magistrales sobre preparación física, repertorio, composición coreográfica, entre otras asignaturas.

 

Aspecto a destacar durante el encuentro resultó el 14 Certamen Internacional para jóvenes y el cuarto Concurso internacional infantil, en los que futuras promesas del ballet compitieron ante un jurado integrado por maestros y críticos de Venezuela, Cuba, Estados Unidos, México, Italia y Holanda.

 

Los premiados fueron dados a conocer en la ceremonia de clausura, efectuada en la noche del 19 de abril en la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba. Durante la gala, el panorama interpretativo tuvo a las principales figuras del Ballet Nacional de Cuba, quienes protagonizaron clásicos del ballet, como el III acto de Don Quijote ejecutado por la primera bailarina del BNC Viengsay Valdés y su compañero Patricio Revé.

 

Entre los laureados se encuentran Katherine Ochoa, de Cuba, ganadora del Grand Prix; los Grandes Premios Gabriela Druyet y Anyelo González (Cuba) en la categoría de Mejor Pareja ; Diego Donald Tápanes, en Maestría técnica y Mónica Cristina Tapia (Cuba) destacada como Revelación del Concurso .

 

Una de las acciones relevantes durante la gala de clausura fue la desarrollada gracias a la iniciativa de Ramona de Saá y la prima ballerina Alicia Alonso, donde figuras principales del BNC actuaron juntos a jóvenes profesionales graduados recientemente en la Escuela Nacional de Ballet Fernando Alonso; un acto que se repite, por segunda vez, luego de más de 50 décadas transcurridas.  

 

Cincuenta y cinco años atrás, nació la Escuela Nacional de Arte, una de las grandes obras de la Revolución Cubana, fundada por iniciativa del Comandante Fidel Castro, el mayor garante del ballet cubano. Jóvenes bailarinas del Ballet Nacional de Cuba integraron el claustro fundador. Fue un primer momento en que presente y futuro marcharon juntos: jóvenes maestras y niños que daban sus primeros pasos por el mundo del ballet. Seis años más tarde, se graduarían los primeros bailarines formados en la Escuela Nacional y eran seleccionados para incorporarse a las filas del Ballet Nacional. Desde aquellos tiempos la Compañía y la Escuela han recorrido juntas el largo y glorioso camino del Ballet Cubano. (Notas del programa de clausura del XXIII Encuentro Internacional de Academias de Ballet)