Pasar al contenido principal
Alberto Méndez de estreno con el Conjunto Folklórico Nacional
30November

Alberto Méndez de estreno con el Conjunto Folklórico Nacional

Aunque he trabajado en diversas ocasiones con el Conjunto Folklórico Nacional, esta vez adquiere otra dimensión la colaboración. Es mi homenaje a su aniversario cincuenta y cinco.

Por Jorge Fernández Era

El bailarín y coreógrafo Alberto Méndez, Premio Nacional de Danza, estrenará con el Conjunto Folklórico Nacional el próximo 8 de diciembre, en el teatro Mella de la capital cubana, su obra Iyare-mi. Desde el próximo viernes 1ro., en el escenario de la calle Línea, se iniciará esta temporada de presentaciones en homenaje al aniversario cincuenta y cinco de la prestigiosa institución danzaría, que incluye la reposición de las obras Oriki a Obatalá, con coreografía de Manolo Micler, y En mi patio, creada a dos manos entre este último y el joven bailarín Leiván García.

La primicia la tuvo Arte por Excelencias en un encuentro con la prensa efectuado en la sede del CFN, en calle 4 y Calzada, que incluyó fragmentos de las piezas que por estos días podrá disfrutar el público habanero, y un tú a tú con los Maestros Méndez y Micler.

«Ustedes conocen Rara avis, un ballet que monté hace muchos años con el Ballet Nacional de Cuba, con música de Handel y Marcello —declara Alberto—. Iyare-mi, que quiere decir más o menos madre mía —madre de las aguas del mar, madre de las aguas del río y madre de Obatalá—, es otra forma de verlo. Rara avis es un ballet abstracto que no cuenta una historia. Está inspirado en tres tipos de aves: un pavorreal, un colibrí y un águila, y el cuerpo de baile es masculino. Al cabo de varios años hice otra versión, utilizando el lenguaje folklórico, y lo monté para el Ballet de la Televisión Cubana. Ahora le he propuesto a Manolo hacer una tercera versión, más auténtica en el sentido de los movimientos que vamos a utilizar. No va a ser ballet clásico, tampoco contemporáneo: es una mezcla de todo eso utilizando, en vez de tres aves, tres deidades del panteón yoruba: Yemayá, Oshún y Obatalá. Las tres se unen en el tercer movimiento. Se utiliza la música de Handel y Marcello como fondo, pero se agregan otras sonoridades. Veremos cuál es la reacción del público ante esto, que no es inusitado, porque está muy bien pensado, pero no es lo que habitualmente se piensa ver como coreografía de Alberto Méndez. Aunque he trabajado en diversas ocasiones con el Conjunto Folklórico Nacional, esta vez adquiere otra dimensión la colaboración. Es mi homenaje a su aniversario cincuenta y cinco. Los muchachos, y el resto del colectivo, están empeñados en hacerlo muy bien, y aunque no contemos con el vestuario que originalmente se pensó, trataremos de que sea un estreno digno».

«No es la primera vez que invitamos a coreógrafos de otros decires danzarios —explica por su parte Manolo Micler, director del Conjunto Folklórico Nacional—. Ya con Alberto habíamos trabajado cuando cumplimos como Compañía cuarenta y cinco años, y en esta ocasión nos ha regalado esta preciosa obra, adaptada al folclor; por supuesto que ello les da una visión diferente a nuestros bailarines y les demuestra que hay otras miradas que ellos pueden interpretar. Alberto la estrenará el día 8, quiere exponerla al público antes de que culmine el año, por nuestro aniversario. El resto del programa lo conforman Oriki a Obatalá y En mi patio. Oriki a Obatalá, que es de mi autoría, es un canto a la paz y a la justicia, con textos de Rogelio Martínez Furé y de José Martí; con ellos queremos darle otro contenido al folklor. En mi patio es reflejo de todo lo que pasa en un solar cubano a través de la música, en un recorrido por varias de sus manifestaciones».

Si fuera poco estrenar junto al Maestro de Maestro Alberto Méndez, el Conjunto Folklórico Nacional no descansa: Manolo Micler y Leiván García anuncian desde ya que su Compañía prepara para el próximo año una coreografía de ambos inspirada en Biografía de un cimarrón, la inmortal obra de Miguel Barnet.