Pasar al contenido principal
Cien poemas de amor y un guaguancó desesperado
08February

Cien poemas de amor y un guaguancó desesperado

Por: Taissé Del Valle Valdés

La sangre del poeta

son sus libros que dona a todos

 sin iniquidad.

Felipe Chibás

6:57am 11-5-2017

Inspirado en Pablo Neruda, sus 20 Poemas de amor y una canción desesperada, nos llegan de mano del poeta cubano-brasilero Felipe Chibás Ortiz, el libro El desafío de existir: Cien poemas de amor y un guaguancó desesperado. Más de cien sentimientos conjugados en verso, testigos de ese Felipe transcultural, nunca estático. Capaz de desglosar el minuto exacto del poema, a cualquier hora del día o de la noche.

Después de ese placentero sacrificio bilingüe y del ser humano despojándose de existencialismos, quedan poemas escritos desde 1997. Esmeradamente agrupados por contenido: unos cantan al mundo, al cielo y el mar, a los egipcios, mayas, aztecas, tiahuanacos, greco-romanos, brasileños, cubanos, otros aluden a lo poshumano dice (el poeta) que somos “celulares muertos”.

Felipe Chibás es un psicólogo de profesión, que se ha desplazado a los estudios teóricos de comunicación y el marketing. Un cubano que como tantos otros vive una realidad diferente y aunque siempre regresa forma parte de la diáspora y desde allí crea. Pudiéramos hablar de mundos paralelos en la creación del poeta o referirnos a las palabras del brasileño Victor Aquino: “un poeta contemporáneo, multicultural, sucedáneo de quien nació antes de él en Cuba, transnacional de quien escribe como él en Brasil”.

O quedarnos con el sentir de la periodista Elsie Carbó: “dueño de un estilo sui generis, de un lirismo inefable y una fina sensualidad característica, que incluye siempre colocar al final de cada poema la hora y la fecha en que fueron realizados, lo que agrega una cierta atmósfera de atemporalidad surreal; de la mano de este poeta se recorren varios caminos y no sería justo no mostrarle al lector algunos de ellos donde queda plasmada su universalidad de pensamiento y su raigambre original”.

…y ese olor a inmensidad

tapizando en soledad

el camino de Orión.

Hay cosas que me tienen

y otras que no.

soy infinito

como una hormiga

o breve como el Sol.

Caigo del cielo

o de la cama.

la geografía de los cuerpos

cristaliza una gota de paz.

El piano no existe.

A veces hablan de mí

cosas que no son.

No es fácil llegar a la luz.

La vida no es simétrica.

Nos aguardan las estrellas, Felipe Chibás

14:31h, 9-4-17

Te recreas con el éxtasis de cien poemas, viajas por las diferentes culturas, desafías el don de la ubicuidad y entonces, solo entonces, llegas al último guaguancó. Aterrizas en el Parque Trillo de Centro Habana, disfrutas de la más auténtica cubanía de Yoruba Andabo, cual fiel evocación a Geovani del Pino in memoriam y finalmente, agradeces a la editorial brasilera Multioficios, a la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana y al stand de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y a Felipe Chibás, cubano, cubanísimo poeta.