Pasar al contenido principal
Tomás Sánchez regala nuevos paisajes a Cuba
23May

Tomás Sánchez regala nuevos paisajes a Cuba

La Habana.- El genio del paisajismo cubano, Tomás Sánchez, expondrá en esta capital 12 lienzos inéditos de gran formato a propósito de la XII Bienal de La Habana.

 

Con el título de Pintura, el artista retoma su marcada atracción por la naturaleza, pero expuesta en originales metáforas visuales.

 

El edificio de arte cubano del Museo Nacional de Bellas Artes exhibirá el conjunto de obras recientes en el que coexisten bosques y basureros llenos de detalles interesantes, conceptuales, filosóficos.

 

A juicio de la curadora de la muestra Hortensia Montero, el aporte de Sánchez a la pintura, afrontada con fervor y energía, refleja una originalidad sensorial asumida como su proyecto de vida.

 

El repertorio pictórico conforma universos en donde prima la excelencia de la reelaboración artística de sus presupuestos ideoestéticos, centrados en un acercamiento reflexivo de la realidad circundante y de los problemas medioambientales que atañen a la humanidad, apuntó.

 

Diversos especialistas califican la obra de Sánchez de auténtica, elocuente, con narrativas de gran impacto, llena de significados y significantes, y de espiritualidad y misticismo.

 

Sánchez es un virtuoso del hiperrealismo y la curadora resaltó la influencia de prácticas como el yoga y la intención conceptual en el momento de otorgar título a cada pieza.

 

Algunos de los nombres son Adoración, Con la puerta abierta, Aislado, Hombre crucificado en el basurero, Antagonismo, Conversación verde, Pensamiento nube, y Sin embargo, sin poder volar.

 

El cuadro Orilla recuerda sus etapas anteriores mientras La batalla alude a comportamientos lógicos del medio ambiente y en Entre silencios aflora un artista más minimalista, estilo con el que ganó el Premio Internacional de Dibujo Joan Miró, en Barcelona, España (1980).

 

Según Montero, el pintor propone un mundo visto a través de sus experiencias y ensoñaciones en imágenes impactantes, de marcada concreción conceptual -que conjuga ilusión, simulación y simulacro-, cual un eje constructivo de una narrativa de realidades diversas.

 

El artista fue profesor de la Escuela Nacional de Arte, ha expuesto en más de 30 países y ganó una Medalla en la V Bienal de Arte Gráfico Americano, en Cali,Colombia, el Premio Nacional de Pintura en Cuba y una Mención de Honor en la I Bienal Internacional de Pintura, de Cuenca, Ecuador.

 

La presente exposición marca el retorno de Sánchez a la Bienal de La Habana, el principal evento de las artes plásticas cubanas, en el cual todavía se recuerda su primera participación en la jornada fundacional de 1984.

 

A petición del creador, en el vestíbulo del museo de Arte Cubano se colocará un lienzo en blanco para que cualquier visitante pueda pintar junto a él.