Pasar al contenido principal
Sancti Spíritus, velada de auténticas tradiciones
04June

Sancti Spíritus, velada de auténticas tradiciones

Detrás, las apacibles aguas del río Yayabo, el puente de ladrillos con sus farolas y arcadas coloniales; muy cerca, el Teatro Principal, con sus azules, a punto de cumplir 180 años. Así vivió Sancti Spíritus la gala cultural por el aniversario 505 del nacimiento de la villa, crecida en las márgenes de ese símbolo de la ciudad.

La noche despidió temprano a la lluvia. Por fortuna. Y el pueblo disfrutó de un espectáculo que privilegió la identidad local. Sobre el escenario, la Parranda Típica Espirituana con sus puntos esquineros, tan criollos como las palmas reales. También, la décima acompañó la celebración: Para que el aire festivo/  a mi ciudad no le falle/ ya está Yayabo en la calle/ y Serapio sigue vivo./ Pensamiento en el archivo/ de la música cubana/ Marcial abre una ventana/ para hablar con Teofilito/ y nos canta Palmarito/ la Parranda Espirituana.

En tierra fértil de acordes, los tríos A su tiempo, Colonial y D’Gómez le cantaron a la ciudad, que seduce con sus calles empedradas y esas ventanas, dispuestas siempre a las serenatas, como si estuvieran esperando por Miguelito Companioni, Manolo Gallo, Alfredo Varona…

 

El emblemático trío D’Gómez llenó de autenticidad el espectáculo, escenificado a orillas del río Yayabo
El emblemático trío D’Gómez llenó de autenticidad el espectáculo, escenificado a orillas del río Yayabo

 

Genuinamente espirituanos, el Coro de Claves trajo de vuelta a “Yayabo” y la Orquesta de Cuerdas, dirigida por el maestro Roberto Jiménez, a “La que se forma”, para confirmar la altivez de una música nacida del alma de la villa, fundada el 4 de junio de 1514 en Pueblo Viejo, a unos seis kilómetros al este del actual asentamiento poblacional, adonde se trasladó ocho años más tarde.

Esas remembranzas colmaron, igualmente, la velada cultural, que evocó pasajes de la historia de los tres símbolos de la urbe: el puente sobre el río Yayabo, la Iglesia Mayor y el Teatro Principal, representativos de la riqueza patrimonial del centro histórico urbano, declarado Monumento Nacional.

Pródiga en creadores, la villa concedió sus habituales Premios de la Ciudad en los apartados de investigación, teatro, literatura y artes plásticas, que reconocen la vitalidad de esas manifestaciones en esta región central de Cuba.

 

Durante la gala cultural fueron entregados los Premios de la Ciudad en varios apartados.
Durante la gala cultural fueron entregados los Premios de la Ciudad en varios apartados.

 

El teatro y la danza, junto a solistas y otras agrupaciones musicales como la Camerata Espirituana, el Septeto Juvenil e Isis Flores y su banda, también homenajearon el cumpleaños de la ciudad en una gala de más de una hora de duración, dirigida artísticamente por Carlos Sotolongo, que cerró con las cantorías infantiles, fundidas con una conga a lo espirituano y una lluvia de fuegos artificiales.

 

La espirituana Isis Flores también homenajeó a la cuarta villa cubana en su aniversario 505.
La espirituana Isis Flores también homenajeó a la cuarta villa cubana en su aniversario 505.

 

Así la villa le dio la bienvenida a su aniversario 505, acompañada, además, por el tañer de las campanas, venidas de la Parroquial Mayor, y las apacibles aguas del Yayabo, que seguían su curso río abajo en busca de nuevos tiempos.

Le puede interesar: 

Villa del Espíritu Santo, colonial y moderna, vive sus 505 años

Sancti Spíritus con traje de gala por sus 505 años