Pasar al contenido principal
Soñar La Habana: la construcción de lo posible
22April

Soñar La Habana: la construcción de lo posible

En reiteradas ocasiones había escuchado comentarios acerca del proyecto: El Corredor Cultural de la Calle Línea. Muchos le veían (y aún lo hacen) como una hermosa utopía. Otros lo creen irrealizable dado la situación económica actual del país, entre otros factores. No obstante, al escuchar a los voceros del Proyecto Espacios explicar con detenimiento esta genial idea como una iniciativa de renovación urbana para tan importante arteria de la ciudad en su 500 aniversario y que cuenta con un financiamiento destinado para ello, todas las dudas posibles se despejan en la ecuación.

Uno de los motivos inspiradores de la intervención es que la Calle Línea reúne alrededor de 28 instituciones culturales de gran prestigio y de servicios en apenas 3 km2. Con la acción se quiere conservar el patrimonio histórico, arquitectónico y cultural de dicha calle; entre los que se encuentran emblemáticos edificios como el hospital ginecobstétrico América Arias, y el circuito de los teatros; además, se busca potenciar un modelo de ciudad abierta cubana, comunicativa e inclusiva donde el arte y la cultura sean elementos transformadores.

Los miembros del proyecto lo nombran 3 km x la Cultura y lo visualizan como una acupuntura urbana, teniendo en cuenta que pequeñas intervenciones hacen una gran intervención. De tal forma la avenida quedará segmentada en cuatro grupos temáticos. Desde Línea y Malecón hasta G se ubicará la Calle de los Pintores; de G a Paseo, la de los Teatros; de Paseo a 12, la de la Danza; y de 12 a Línea y 24 la Calle de los Libros.

 

Corredor cultural calle Línea

 

Soñar La Habana se prevé tenga su máxima expresión cuando se acerque noviembre, mes en que celebramos el 500 aniversario de la Villa de San Cristóbal de La Habana.

El Proyecto Espacios surgió a finales de los noventa y se trata de un estudio de arquitectura y diseño que ha desarrollado una extensa obra en la que se imbrican varios campos disciplinarios como la Comunicación, el Diseño, la Arquitectura y la Restauración.

Habrá que apostar a este sueño habanero, que, sin duda, la ciudad y sus habitantes, reclaman y merecen. Imaginemos (reconstruyamos) una arteria animada, exquisitamente diseñada en consonancia con sus principios arquitectónicos de antaño. La calidad de vida, el confort en los servicios, el cuidado del medio ambiente irá guiado de la mano del arte y la cultura. Por el cumpleaños de la Habana ¡Salud!