Pasar al contenido principal
Más cerca el 41 del 40
15December
Festival de cine de La Habana

Más cerca el 41 del 40

La edición 40 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que en este 2018 que ya culmina estuvo dedicada a homenajear al realizador Tomás Gutiérrez Alea en su aniversario 90, tuvo su clausura y entrega de Corales en el Teatro Mella de la capital cubana con la conducción de los actores Beatriz Valdés y Héctor Noas y la actuación especial de la Compañía Acosta Danza, dirigida por Carlos Acosta, uno de los grandes protagonistas —por el filme Yuli, de la española Iciar Bollaín— de la principal cita cinematográfica del continente.

Los cuarenta años del Festival fueron homenajeados por la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños con la entrega del Premio Fernando Birri, instituido como tributo a uno de los grandes del cine latinoamericano, quien fuera su primer director.

En la ciudad que el próximo año llega a su medio siglo concursaron veinte largometrajes de ficción, veintidós cortos y mediometrajes, dieciocho óperas primas, veinticinco documentales, veintiséis animados, diecinueve guiones inéditos, siete filmes en posproducción y veinticuatro carteles. Fue notable la participación del público. Tras varios años de cierta apatía, se volvieron a ver colas y aglomeraciones en los cines. El Carlos Marx, un coliseo con capacidad para más de cinco mil espectadores —que tome nota el récord Guinnes— se vio obligado a ofrecer dos tandas seguidas ante la fanaticada del cine y de la danza que pugnó por ver el filme de nuestro primer párrafo.

El presidente del Festival de La Habana, Iván Giroud, en sus palabras de clausura, anunció que el 41 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano estará dedicado al centenario de Santiago Álvarez, así como a los sesenta años del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos. «No puedo terminar mis palabras —concluyó— sin agradecer a todos los cineastas de América Latina y del mundo que nos acompañaron para celebrar este aniversario cuarenta; a los jurados que trabajaron con extremo rigor y profesionalismo cuidando con celo el eje de identidad de nuestro festival; a los patrocinadores que cada año colaboran para que el Festival pueda ser una realidad. Y finalmente, quiero agradecer al público, que abarrotó las salas y no controló sus ganas de reír o de llorar, y que en algunas de las funciones de un filme cubano llegó a dar un grito de ¡Viva Cuba!, en una auténtica prueba de la inmensa capacidad que tiene el arte para movilizar los mejores y más auténticos sentimientos, aquellos que brotan sin mandatos».

En la velada se entregó un Coral de Plata a un grupo representativo de fundadores del Festival, «muestra de compromiso y fidelidad, dignos de admiración y respeto», y se pidió «el más fuerte de los aplausos para ellos».

¿Los premios? Aquí van:

Largometraje: Pájaros de verano (Ciro Guerra y Cristina Gallego, México-Francia-Alemania-Dinamarca-Suecia).

Premio Coral Especial: Inocencia (Alejandro Gil, Cuba), Nido de mantis (Arturo Sotto, Cuba-México-República Dominicana) e Insumisas (Fernando Pérez y Laura Cazador, Cuba-Suiza).

Cortometraje de ficción: (Coral) Arcángel (Ángeles Cruz, México); (menciones) O orfão (Carolina Markowicz, Brasil) y Cerdo (Yunior García, Cuba).

Dirección: Carlos Reygadas (Nuestro tiempo, México-Francia-Alemania-Dinamarca-Suecia).

Actuación femenina: Ilse Salas (Las niñas bien, México).

Actuación masculina: Lorenzo Ferro (El ángel, Argentina-España).

Guion: Carlos Sorín (Joel, Argentina).

Fotografía: Diego García (Nuestro tiempo, México-Francia-Alemania-Dinamarca-Suecia).

Dirección artística: Mariela Ripodas (Sangre blanca, Argentina).

Sonido: Nacho Royo-Villanova, Martin Touron y Eduardo Esquide (La noche de doce años, Uruguay-España-Argentina-Francia).

Edición: Irene Blecua y Nacho Ruiz Capillas (La noche de doce años, Uruguay-España-Argentina-Francia).

Música original: Leonardo Heiblum (Pájaros de verano, Colombia).

Premio del público: Inocencia (Alejandro Gil, Cuba).

Corto o mediometraje de animación: Un oscuro día de injusticia (Julio Azamor, Argentina).

Premio Especial de Animación: La casa lobo (Cristóbal León y Joaquín Cociña, Chile).

Largometraje de Animación: Tito y los pájaros (Gustavo Steinberg, Gabriel Bitar y André Catoto, Brasil).

Guion inédito: Manuel Rodríguez (Panamá al Brown, Cuba-Panamá).

Cortometraje documental: Los viejos heraldos (Luis Alejandro Yero, Cuba).

Premio especial de documentales: El camino de Santiago, desaparición y muerte de Santiago Maldonado (Tristán Bauer, Argentina) y O processo (Maria Augusta Ramos, Brasil).

Largometraje documental: Ciro y yo (Miguel Salazar, Colombia).

Ópera prima: (Coral) Retablo (Álvaro Delgado Aparicio, Perú-Alemania-Noruega); (Coral especial) La camarista (Lila Avilés, México-Estados Unidos); (Contribución artística) Los silencios (Beatriz Seigner, Brasil-Colombia-Francia).

Postproducción: En la caliente (documental, Fabien Pisani, Cuba-Francia).

Cartel: Últimos días de una casa (Claudio Sotolongo, Cuba).

Premio de la Asociación Católica Mundial Signis: Inocencia (Alejandro Gil, Cuba).

Premio Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica (Fipresci): Nuestro tiempo (Carlos Reygadas, México-Francia-Alemania-Dinamarca-Suecia).

Le puede interesar: 

Mano a mano entre Excelencias y La Siempreviva

Inocencia: una gran historia dentro de muchas otras

Yuli alias Acosta