Pasar al contenido principal
El arte cubano en la escala Fujita mejorada
14February

El arte cubano en la escala Fujita mejorada

Mucho se ha hablado del devastador tornado del pasado 27 de enero que asoló cinco municipios de La Habana. Los estragos al fondo habitacional y la lamentable pérdida de vidas humanas ya se han contabilizado, pero los estragos del alma no son contables. Indescriptible es la sensación que provoca perder en apenas 16 minutos el trabajo de varios años. Justo ahí es donde más falta hace el arte. El arte no como consigna, ni en función estética de lo bello, sino el arte como ente transformador. 

Sin previo aviso, ni convocatorias, artistas cubanos fueron llegando hasta Diez de Octubre, Luyanó, Regla, Guanabacoa y El Cerro. Entre los primeros con ayuda para los damnificados estuvieron Haydeé Milanés, Descemer Bueno, Elito Revé, M Alfonso, Atanai, Mauricio Figueiral, Alain Daniel, Adrián Berazaín, Yomil y el Dany, Diván, Michel Hernández y los populares cantantes del dúo Gente de Zona, quienes rápidamente viajaron a la Isla.

De igual manera llegaron Buena Fe, Waldo Mendoza y Cimafunk con sus canciones. Tampoco faltaron los bailarines del Ballet Nacional de Cuba, la maestra Zenaida Romeu y los actores de los programas televisivos Vivir del Cuento y Tras la Huella. Junto a esas muestras de apoyo que incluyeron donaciones y manos dispuestas a trabajar, se organizó el concierto Habana de Pie en aras de recaudar fondos para los afectados, el cual se realizó el 2 de febrero en los estudios 50. En el espectáculo participaron Telmary y Habana Sana, Raúl Paz, Alain Pérez, Raúl Torres, Interactivo, Yissy Banda Ancha,  Real Project, entre otros.

Para este 17 de febrero en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba se anunció un concierto protagonizado solo por mujeres, en el cual estarán la Diva del Buena Vista Social Club Omara Portuondo, Liuba María Hevia, Osdalgia Lesmes, Milagros de los Ángeles, Bárbara Llanes, Yohana Simón, Annie Garcés, Luna Manzanares y Luscelsis Fernández acompañadas por la Orquesta Sinfónica Nacional.

Lo anterior son solo algunos ejemplos de cómo el arte repara cicatrices o, por lo menos, ayuda a sobrellevarlas. Y cómo nuestros artistas permanecen codo a codo junto a su público. Porque un tornado categoría F4 en la escala Fujita mejorada como el que pasó por La Habana, no significa nada comparado con un tornado de solidaridad.

Le puede interesar: 

La familia EGREM se une para apoyar a damnificados