Pasar al contenido principal
El chic que parece Valls
13December

El chic que parece Valls

Acacia, espacio insigne de Génesis Galerías de Arte, acoge hasta el 8 de febrero del año entrante una exposición singular: Me piensan chic, con parte de la obra de Jaime Valls (Tarragona, España, 23 de febrero de 1883-31 de octubre de 1955), uno de los íconos del art decó en la Isla, quien desarrolló su carrera como caricaturista y creativo publicitario sin abandonar el dibujo y la pintura.

En Me piensan chic —con curaduría de Darys J. Vázquez Aguiar y museografía de la propia Darys y de Yudelkis Martínez Capote y Nathalie Mesa Sánchez, además de la fotografía de Juan Carlos Sosa y diseño gráfico de Alicia Fundora Rangel— se exponen bocetos de la obra publicitaria desarrollada por Valls para las revistas Carteles y Bohemia, muebles art decó diseñados por el artista, y algunos de sus cuadros, que llegan a nuestros días gracias al empeño de su sobrina nieta, Avelina Alcalde Valls. A la memoria de esta última se dedica también la muestra.

La impronta de Jaime Valls fue recordada en estos días a propósito de la edición 41 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. El director de arte Derubín Jácome, en conferencia magistral, recordó cuánto de referencias a su obra hay en el filme Un hombre de éxito, de Humberto Solás, una de las joyas de la ambientación y la escenografía en el cine cubano.

La muestra se suma al esfuerzo por rescatar la figura de Valls que representó la publicación en el año 2015, por parte de la editorial Letras Cubanas, del libro Jaime Valls. Anuncios, dibujos, pintura, con selección y prólogo de Jorge R. Bermúdez. «Hay una ruptura respecto a figuras de la República como Valls, Massager y García Cabrera —declara Bermúdez a este reportero—. Hemos tratado de rescatar a esas personalidades, que son los iniciadores de la vanguardia en la cultura visual cubana del siglo xx. A partir de la segunda década había ya en Cuba un desarrollo de la gráfica a nivel del resto de lo que se hacía en el mundo desarrollado de la época. Y Valls fue quien introdujo el tema afrocubano en nuestra cultura visual».

La postal con que se anuncia la exposición en la galería Acacia trae a colación un comentario del gran Jorge Mañach realizado en 1925 sobre la obra de este imprescindible y lamentablemente olvidado artista: «La historia que algún día se hará del arte cubano tendrá que dedicarle a Valls muchas páginas capitales (…) ha sido un verdadero iniciador. Suya fue la lección primera del trazo firme, justo, claro y limpio; suya la lección del movimiento y de la gracia en las figuras; suya la enseñanza del carácter, del sabor local, del criollismo».

Arte por Excelencias conversó con la curadora de Me piensan chic, Darys J. Vázquez acerca de las claves de esta exposición personal de un artista injustamente olvidado: «La galería Acacia siempre se ha caracterizado —señala— por tener algún tipo de conexión con la vanguardia artística. Hacía mucho tiempo que no teníamos una exposición, mucho menos personal, sobre ese periodo del pasado siglo. Llegó a nosotros esta colección y nos apasionó, por ser de un artista no tan conocido, pero que tiene una gran importancia en la cartelística, la gráfica artística de su época y otros temas no desarrollados en la exposición, como el tema negro y el criollismo. Echamos mano a lo que quedaba en la residencia de Valls, utilizando parte de sus ambientes, perfectamente conservados, como los muebles diseñados por el propio artista. Desempolvamos anuncios de publicidad que estaban engavetados y los hicimos visibles. Se incluyeron también algunas pinturas que forman parte de la colección de los herederos de la familia. Hay que redescubrir su obra. Va a ser muy importante para los estudiantes de diseño. Se hacen links a los grandes momentos del art decó y del art nouveau, pero es importante verlos desde sus orígenes. Que tengan el referente de primera mano de este iniciador que fue Jaime Valls».