Pasar al contenido principal
La obra de Patrick Saytour en Galería Rafael Pérez Hernando
29January

La obra de Patrick Saytour en Galería Rafael Pérez Hernando

Patrick Saytour nace en Niza, Francia, en 1935. Durante su juventud compatibilizará el arte con el teatro. Es uno de los miembros fundadores del movimiento Supports / Surfaces, que constituye la última vanguardia del siglo XX en Francia. El nombre de este grupo con entidad propia surgió en 1970 en la exposición colectiva La peinture en question del Museo de arte Moderno de la Villa de París. Saytour, junto con Claude Viallat, es considerado uno de los miembros clave de este movimiento.  
 
El pintor recolecta una amplia variedad de materiales y objetos de todo tipo, modestos, aparentemente triviales e incluso “kitsch” que almacena y conserva durante largo tiempo. Después, los transforma mediante un lenguaje sencillo basado en la realización de pliegues y despliegues, quemaduras, e incluso remojos y exposiciones al sol. 
 
Ha participado en exposiciones tanto individuales como colectivas en museos y centros de arte contemporáneo de Francia y el resto de Europa, Asia y Estados Unidos. También figura en importantes colecciones privadas y públicas, como el Museo Nacional de Arte Moderno y el Centro Georges Pompidou de París, el Museo Cantini de Marsella y el FRAC en Franche-Comte.  

Según Rafael Pérez Hernando en septiembre de 2017 fue su primera a Patrick Saytour en su estudio de Aubais, un pequeño pueblo en el sur de Francia cerca de Nîmes. Sobre el tema relata:

"Vive en una casa antigua de aire post-medieval, junto con su esposa Chantal, y sus dos gatos Óscar y Gaspar, uno blanco y otro negro, que pasean impertérritos. La hospitalidad de su mujer y del propio pintor, es exquisita. 
 
Cuando te sientas junto a él, sus ojos azules hablan y demuestran una fina ironía.  
 
Después de una selección inicial a través de fotografías de las obras para primera la exposición en España de Patrick Saytour en nuestra galería, me quedé desolado. Esperaba encontrarme en su estudio con unas telas pintadas, o por lo menos estampadas, y… decepción. Lo que me encontré fue con unos hules baratos que se utilizaban en las cocinas modestas como manteles, y una serie de obras colgadas, realizadas con alfombras de pésima calidad, con motivos atroces como ciervos, flores y blancanieves. Esa noche en el hotel, no dormí.  
 
Al día siguiente, volví a su estudio, y me encontré con alguien que me miró fijamente. Me di cuenta entonces de la nobleza de esos materiales humildes que utiliza Saytour, y que tanto horrorizan a algunos de sus compatriotas. En mi caso, no quise caer en la trampa.  
 
Como dijo Picasso, “el arte es peligroso, el arte no es casto; no están hechos para el arte los inocentes ignorantes. El arte que es casto, no es arte.”   

PATRICK SAYTOUR 31 enero – 30 marzo 2019