Pasar al contenido principal
Una noche para celebrar la excelencia
13February

Una noche para celebrar la excelencia

Pasadas las nueve de la noche se abre el telón de la sala Covarrubias del Teatro Nacional y una agrupación luce imponente sobre el escenario. Es Ethiel Faílde y su orquesta, fieles defensores de las tradiciones danzoneras y que ponen a bailar a los asistentes a la gala de entrega de los Premios Excelencias Cuba 2019.

La Faílde fue uno de los premiados de la revista Arte por Excelencias, pero ese detalle lo sabríamos al final de la velada cultural. Minutos antes de salir a escena, el joven músico cubano agradecía al Grupo Excelencias porque consideraba que tenía el danzón y la orquesta una fuerte presencia en sus publicaciones.

 

Orquesta Failde
Orquesta Faílde

 

"Recuerdo que tenía siete años cuando apareció mi primera foto en la revista Excelencias Turísticas del Caribe. Las publicaciones de Excelencias siempre regresan a Matanzas y en la pasada presentación en esa ciudad, le llevé esa edición a los presentadores. Al Grupo Excelencias y a la revista de Arte, nuestro eterno agradecimiento", concluyó.

 

Modelos de ACTUAR

 

Junto a la Faílde también se disfrutó de una pasarela con modelos de ACTUAR y diseños del proyecto Exuberarte. Más adelante la gala, que dirigió el maestro Carlo Figueroa, otro de los premiados y Director de la Casa de la Guayabera de Sancti Spíritus, develó a una de las voces más aclamadas de la cancionística actual. Me refiero a Ivette Cepeda, una mujer disciplinada y acostumbrada a trabajar duro para ofrecer lo mejor a su público y, por supuesto, otra de las premiadas de la noche.

Disfrute de la galería de imágenes 

El clímax llegó a la sala Covarrubias cuando se presentaron Haila María Mompié y Alain Pérez en un dueto ocasional y que, a decir verdad, pareciera como si lo hubieran hecho siempre. Dos voces soneras que pusieron a bailar a más de uno con un popurrit de música cubana, bien sabroso. Haila es premiada de la edición anterior y Alain se alzó con el lauro de este año.

 

HAila y Alain Pérez

 

Para cerrar por todo lo alto y usando una escenografía vintage con autos clásicos como pretexto, entró el último premiado de la noche Roclán y el Ballet Revolution. Hicieron lo que acostumbran a hacer: revolucionar la danza y coreografía cubanas, impregnándoles un sello distintivo amparados en lo contempóraneo.

 

Roclan y Revolution

 

La gala de los Premios Excelencias Cuba 2019 fue un derroche de talento sobre el escenario. Se agradece la atinada dirección artística de Carlo Figueroa, la amena labor de los locutores Lianet y Pedro Pablo, y la excelencia del elenco escogido. Si celebramos la excelencia o la búsqueda de la misma, no podría ser de otra forma.

Le puede interesar: Cuando el arte alcanza la excelencia