Pasar al contenido principal
En Shanghái exposición documental sobre Picasso
16October

En Shanghái exposición documental sobre Picasso

"Picasso, escritor" es la muestra documental que a partir de hoy y hasta el mes de diciembre permanecerá abierta en la Biblioteca Miguel de Cervates en Shanghái.

La exposición, asesorada por el Museo Picasso Málaga, acerca a los interesados a la faceta más poética e inédita de la genialidad del español Pablo Ruiz Picasso, ya que el artista malagueño que tanto hizo por cambiar el rumbo de la historia de la pintura occidental durante el siglo XX, también fue poeta. 

La muestra expone cómo el gran actor del nuevo arte supo utilizar con extrema originalidad el lápiz y la tinta china para pintar las palabras y transformarlas en pictogramas que nos hablan de su mundo y sus recuerdos. La exposición documental presenta ejemplares facsímiles, fotografías y publicaciones relacionadas con su creación literaria, poemas y un documental producido especialmente para esta ocasión, en el que autores e intelectuales españoles, entre los que se encuentra el director del Instituto Cervantes, el poeta Luis García Montero, reflexionan sobre Picasso y su obra escrita.

"Picasso, escritor" se ha mostrado también este verano en la sede del Instituto Cervantes de Pekín. En referencia al interés que despertó su obra en China se expone asimismo documentación inédita: las diferentes versiones y el manuscrito original que el poeta y erudito chino Guo Moruo redactó en 1961 para felicitarle, en nombre del gobierno de la R.P. de China, por su 80 aniversario.

A este escrito, cedido por cortesía del coleccionista Li Zhiyuan, acompañan las versiones que diferentes responsables de la administración china del momento corrigieron antes de que se llegara a enviar la definitiva, prueba del reconocimiento y del respeto que en la China de la época suscitaba el gran malagueño. Pero la fascinación entre Picasso y China fluyó en ambas direcciones. El pintor andaluz se sintió seducido por la abstracción, libertad de trazo y belleza simple de la caligrafía china, por el diálogo poético entre el papel y la tinta, hecho que inspiró la sentencia –formulada ante Claude Roy, "De haber nacido chino, no sería pintor sino escritor. Escribiría mis pinturas". Picasso conoció al famoso pintor Zhang Ding en 1956. Diez años después recibiría en Niza a Zhang Daqian, figura controvertida que supo compatibilizar su enorme talento como artista a la vez que copista. Picasso se reconoció reiteradamente ante todos ellos como un admirador de la espontaneidad y de la frescura del arte chino. Por cortesía del coleccionista chino Jiang Xingdao, presidente de la Fundación Xu Yuan, se expondrán también cuatro grabados originales del artista.