Pasar al contenido principal
Giselle a la escena del Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso
30August

Giselle a la escena del Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso

Una agradable noticia acaba de llegar: El Gran Teatro de La Habana «Alicia Alonso» reabrirá sus puertas, luego de varios meses en reparación, el próximo jueves 12 de septiembre con un clásico de la danza mundial: Giselle, por el Ballet Nacional de Cuba.

Los grandes ballets de repertorio vienen desfilando por los escenarios desde el pasado siglo, y habrían desaparecido hace mucho tiempo de no ser por el encanto de revivir en cada nueva función, y en cada bailarín que los interpreta. Giselle es la obra cumbre del Romanticismo, y supone el anhelo máximo de la bailarina clásica por llegar a ser, perfección, paradigma interpretativo/técnica de múltiples dificultades.

La obra cumple 178 años en este 2019, y todavía conmueve al espectador como ningún otro ballet. En el BNC mantiene un hálito especial, desde aquel día memorable de 1943 en que Alicia Alonso lo tocaba por primera vez en el Metropolitan Opera House de Nueva York. Tradición mantenida de generación en generación. La pieza, con coreografía de Coralli y Perrot, y música de Adam, se convirtió en el tiempo, en una de las más importantes realizaciones de la danza del siglo XIX. En Giselle se logra una relación armónica entre música, danza pura y pantomima dramática. Como anotara el conocido crítico Arnold Haskell, triunfar en Giselle significa para la bailarina un éxito de personalidad, un singular ejemplo de auténtica personalidad disciplinada técnicamente.

La versión cubana de Giselle (Coreografía: Alicia Alonso, sobre la original de Jean Coralli y Jules Perrot. Libreto: Théophile Gautier, Vernoy de Saint-Georges y Jean Coralli, inspirado en una leyenda popular germánica recogida por Heinrich Heine. Música: Adolphe Adam. Diseños: Salvador Fernández) dentro del repertorio del BNC posee una significativa importancia. Entre otras, porque ha sido incorporada al repertorio de prestigiosas agrupaciones danzarias internacionales. Entre ellas el Teatro Colón, Buenos Aires, Argentina, 1958; el Teatro Griego, Los Ángeles, California, Estados Unidos, 1958; el Ballet de la Ópera de París, Francia, 1972; el Ballet del Teatro de Bellas Artes, México, 1976; el Ballet de la Ópera del Estado de Viena, 1980; el Ballet del Teatro San Carlo, Nápoles, Italia, 1981; y el  Ballet del Teatro Nacional Eslovaco, en 1989…

La distinguida pieza regresará a las centenarias tablas de la sala García Lorca del GTH Alicia Alonso, los días 12, 13, 14 y 15 de septiembre, de la mano de figuras como la primera bailarina y subdirectora de la compañía Viengsay Valdés, así como por las primera figuras Anette Delgado, Sadaise Arencibia, Grettel Morejón, Dani Hernández, Rafael Quenedit y Raúl Abreu, en los papeles de Giselle y Albrecht. Myrtha, reina de las Willis, estará a cargo de Ginett Moncho, Claudia García, Ely Regina y Chavera Riera. Ernesto Díaz encarnará el rol de Hilarión, el guardabosques,. secundados por solitas y el cuerpo de baile.

Según informó el Departamento de Prensa de la compañía cubana, la venta de entradas para estas funciones comenzará el próximo martes 10 de septiembre, de 9:00 am. a 5:00 pm., en la taquilla del Gran Teatro de La Habana «Alicia Alonso».

Luego de estas presentaciones en La Habana, el BNC viajará a México donde presentará este mismo programa en el Auditorio Nacional de Ciudad de México, en Guadalajara, Monterrey y Aguacalientes.

En portada: Giselle (Viengsay Valdés y Dani Hernández) Foto: Alfredo Cannatello

Le puede interesar: 

Ballet Nacional de Cuba: Entre lo clásico y lo moderno

España marca la brújula del Ballet Nacional de Cuba

Declaran al Ballet Nacional de Cuba patrimonio cultural de la nación