Pasar al contenido principal
Puntos de contacto con Santiago Hermes
24May

Puntos de contacto con Santiago Hermes

Por Jorge Fernández Era

En ocasión del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, que cada 21 de mayo se celebra en todo el mundo desde que la Asamblea General de las Naciones Unidas lo proclamara en el año 2001, fue inaugurada en la sede de la Comisión Nacional de la Unesco ―Avenida Kholy esquina a 32 A, Nuevo Vedado― la exposición Puntos de contacto, del artista Santiago Hermes, curada por Mary Cid Borrel, quien nos advierte en las notas de presentación que la muestra «es una propuesta de conectividad que nos reta a descubrir sinergias entre obras y de estas con su espectador, pero además nos convida a activar su uso para la sostenibilidad y el desarrollo local».

En la velada participaron Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio del Ministerio de Cultura, representantes de la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe, miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba, autoridades del Gobierno de Cienfuegos, y directivos de los ministerios de Educación y del Citma y de la Oficina del Historiador de la Ciudad. La rumba y el punto cubano, proclamados recientemente Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, estuvieron representados por el proyecto Iyerosomú y el repentista Emiliano Sardiñas.

Santiago Hermes (Cienfuegos, 1971) es graduado de grabado y dibujo de la Escuela Nacional de Arte. Ha realizado más de sesenta exposiciones personales y ha sido incluido en otras tantas colectivas en Cuba, Estados Unidos, México, Colombia y Barbados. Lidera desde 2009 en su ciudad natal el proyecto Trazos Libres, una de las primeras zonas creativas de desarrollo local cubanas, donde la historia y las tradiciones emergen mediante diversas manifestaciones del arte contemporáneo ―pinturas, dibujos, grabados, esculturas, fotografías, instalaciones, acciones plásticas y audiovisuales, performances…―, como herramienta para la transformación social del barrio.

En la inauguración de Puntos de contacto, Oscar León González, presidente de la Comisión Cubana de la Unesco, al destacar la trascendencia del Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, dijo que cuando la ONU lo instituyó, «lo hacía convencida de que la cultura, en su rica diversidad, pose un valor importantísimo para el desarrollo sostenible y la paz. En un mundo en el que los conflictos alcanzan una dimensión cultural cada vez más evidente, el diálogo entre las civilizaciones y el respeto a la diversidad cultural son condiciones indispensables para lograr la cohesión social, la reconciliación entre los pueblos y la paz entre las naciones».

Al decir del propio Oscar León, «Santiago Hermes, mediante penetrantes colores, movimientos y rostros, nos devela un mundo diverso y multicultural. Puntos de contacto invoca ese diálogo necesario e imprescindible para alcanzar el desarrollo sostenible, en el que la cultura tiene un papel fundamental».

Arte por Excelencias pudo conversar con Hermes, quien nos develó que, en un principio, su proyecto comunitario pretendía una labor educativa en el entorno, y, sin embargo, con el tiempo se dio cuenta de que él también aprendía a través del descubrimiento y la reflexión en la diversidad. «Nada más coherente con ello ―acota el artista― que Puntos de contacto, en la que abordo estos temas desde lo cotidiano. La idea surgió a partir de la participación en un concurso de la Unesco donde opté por un financiamiento para un proyecto cultural, y la Comisión Nacional opinó que el mío tiene posibilidades de obtener el premio internacional en París. Estoy tocando temas que son muy importantes para los cubanos y para cualquier ciudadano del mundo. Mis presupuestos artísticos coinciden con la agenda que propone ese organismo internacional para reflexionar sobre la diversidad. Me interesa el arte como arte de vida, de relación entre las personas. Creo mucho en su poder transformador».