Pasar al contenido principal
Verano con sonido propio en Burgos
26July

Verano con sonido propio en Burgos

El verano en la provincia de Burgos también es sinónimo de música al aire libre. De aquellos festivales que congregan a seguidores de cualquier género musical que suponga convertir cada rincón del territorio en ´plaza del pueblo´ y disfrutar entre amigos.

Como cada año, desde finales de julio hasta principios de septiembre el territorio burgalés se llena de citas musicales legendarias para la ´memorabilia´ del pop rock español. Fechas que arrastran a seguidores de cada punto del territorio nacional y, cada vez más, internacional.

El rock más legendario 

Julio se cierra en la provincia de Burgos con los sonidos más ´rockeros´. Notas que suenan desde las Merindades con el Tresparock. La localidad de Trespaderne congrega año a año a cientos de ´groupies´ del rock, a través de un festival que este 2019 cumple su octava edición. El fin de semana del 26 al 28 de julio se convertirá en un momento perfecto para la acampada gratuita junto al río, un contexto idílico para el descanso entre concierto y concierto, donde no falta el tradicional merendero y su arbolado para proteger de las altas temperaturas diurnas de las que no se libra la provincia de Burgos.  Los conciertos sonarán hasta bien entrado el domingo 28 con el tradicional ´Txarangazo´ y un concierto de rock argentino por la tarde. Un festival autogestionado por la Asociación Trespa Joven en el medio del pueblo, donde el ambiente continuará por los bares y calles de la localidad.

Sonidos folk en un entorno personalizado 

Solo unos días más tarde, la localidad de Tolbaños de Arriba se convertirá en escenario de uno de los festivales que más interés despierta a nivel regional, y poco a poco, también fuera de las fronteras burgalesas. Del 2 al 4 de agosto, los aficionados al folk tendrán una nueva oportunidad de disfrutar de los acordes de aquellas bandas locales que apuestan por  mantener viva la música de raíces, independientemente del punto donde provenga. El Festival Demanda Folk es ya un ´imprescindible´ dentro del calendario de festivales burgalés, una oportunidad para ´subir el volumen´ a la Sierra de la Demanda donde los más pequeños también tienen cabida a través de diferentes actividades que incluyen talleres o pasacalles. Una de las características más destacadas del festival es su carácter gratuito, una oportunidad para ´exprimir´ esta zona, realizando también actividades que incluyen running en la Sierra de la Demanda, rutas guiadas por dehesas de árboles milenarios o actividades artísticas.

Demanda Folk es mucho más que un festival, es un trampolín para cuidar el medio ambiente y ´customizarse´ con él. Una fecha para poner el medio ambiente en primer plano, donde la separación de residuos es un ´imprescindible´ y donde los coches con menos de tres personas están obligados a pagar una tasa por contaminación. Un festival ´no convencional´ que se completa con algunas de las ´joyas gastronómicas´ de la cocina burgalesa, como las sopas de ajo, las calderetas, el queso D.O. Burgos, morcilla, carne de potro, vacuno de la Demanda y los vinos de la D.O. Ribera del Duero.

Todos ellos festivales que año a año vuelven a poner el medio rural en primer plano, en un momento en el que la despoblación es un concepto cada vez más escuchado. Otro de los hitos veraniegos destacados en la provincia es el Festival Pollogómez Folk. En Villangómez (Arlanza), este año celebran el décimo aniversario de otro de los ´festivales rurales´ más emblemáticos. Folk, artesanía, actividades para todos los públicos, juegos tradicionales y gastronomía popular se dan la mano en el Festival Pollogómez Folk, una cita cultural legendaria para vecinos y recién llegados. Kiko Veneno será uno de los cabezas de cartel este 2019 donde presentará su último disco, una presencia que dará más solemnidad a estos diez años de andadura del festival.

Las citas musicales más legendarias

El carácter intergeneracional de todos estos festivales se consolida especialmente en dos de las citas más arraigadas con la música en tierra burgalesa. Año a año el Festival Sonorama Ribera ha conseguido poner la bandera del indie-pop en la provincia de Burgos, por donde han pasado emblemas como Los Planetas, pioneros del indie en este país a figuras del pop como Raphael, Bunbury, o el flamenco (Diego El Cigala o Soleá Morente). Este año será el turno de nombres como Love Of Lesbian, Berry Txarrak, Carlos Sadness, Fangoria o Fuel Fandango, entre muchos otros.

Un verano cuya banda sonora se cierra con Ebrovisión, otro de los hitos musicales del verano en la provincia y que este año cumple su edición número 19. Elegido como Mejor Festival de Mediano Formato por los Premios Fest, el festival es ante todo una de las odas más legendarias al pop alternativo en la provincia, junto al Sonorama. Una plataforma donde también caben los nuevos proyectos cinematográficos a través de Ebrocorto/Ebrovisión Short Film Music Festival. Temples, Dorian, Fuel Fandango, Novedades Carminha o Arizona Baby actuarán entre el 5 y el 7 de septiembre en Miranda de Ebro. Una cita en la que no faltará el escenario para los grupos emergentes, que encuentran en Ebrovisión una de las mejores plataformas del género para darse a conocer.

Un verano lleno de acordes musicales que volverán a poner a la provincia de Burgos en el disparadero de las últimas novedades del sector musical, consolidándola como territorio clave para la industria musical de este país.