Pasar al contenido principal
El anclaje de Carmen París en el Caribe
04October

El anclaje de Carmen París en el Caribe

La cantante y compositora española Carmen París (Tarragona, España, 1966) cantará para los cubanos en un concierto único el sábado 5 de octubre a las tres de la tarde en la sala teatro del Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, acompañada por los músicos cubanos Raúl Paz y Luis Barbería. Una excelente oportunidad para oír una música de honda raíz aragonesa —la jota sobre todo— que la artista mezcla con muchos ritmos —flamenco, jazz…— en una interesante fusión que se la puesto difícil a más de un crítico.

«La jota es un género anterior al flamenco, del cual el flamenco también ha bebido —declaró ante los medios nacionales e internacionales en conferencia de prensa realizada en Arte Hotel, hostal creado por la actriz Laura de la Uz en calle 2 entre Línea y 11, en El Vedado y Premio Excelencias Cuba—. El flamenco es la interpretación que hizo el pueblo gitano del folclor ibérico. Cuando los españoles se fueron por el mundo, la música que llevaban eran fandangos, boleros, seguidillas y jotas, y de hecho su rastro está en la mayoría de los países hispanoamericanos y llega hasta Filipinas. Es fascinante ver cómo esa música ha dado lugar a otros géneros como la cueca, que tiene que ver mucho con la jota».

Sus vínculos con Cuba han sido constantes. Para su tercer disco, titulado InCubando (Warner, 2008), escribió todos los temas en la Isla, donde permaneció por espacio de cuatro meses. El resultado se dejó ver con la presencia de los ritmos cubanos, en este fonograma que grabó finalmente en el madrileño barrio de Lavapiés y que cuenta con la colaboración de Haydée Milanés —con quien cantó un tema inspirado en la poesía del Héroe Nacional cubano José Martí—, Santiago Auserón —el ya mítico Juan Perro, otro habitual en los predios cubanos— y Ludmila Mercerón. InCubando le valió el Premio de la Música 2009 como Mejor Álbum de Fusión.

Otros trabajos discográficos de Carmen París han sido Pa’ mi genio (Warner, 2002), el primero después de veinte años de presentaciones ante el público, Premio al Mejor Álbum de Música Tradicional en los Premios de la Música 2003; Jotera lo serás tú (Warner, 2005), producido por el percusionista Tino di Geraldo, donde aflora la jota junto a compases de la música suramericana y no poco de la arábiga también. Su última producción fue Ejazz con jota (Producciones Parisinas, 2013), en el que, como anuncia el título, se conjugan la jota y el jazz; fue grabado en el estudio Blue Jay de Boston junto a la big band Concert Jazz Orchestra de Greg Hopkins, y tuvo de invitados especiales a George Garzone y Joel Rosenblantt.

Todas sus giras y emprendimientos discográficos han tenido como fin la internacionalización de la jota, para que esta sea escuchada en todo el mundo, con letras cantadas en español e inglés. «Mi trayectoria ha sido —apunta— fusionar la jota con otras músicas, cambiándole la armonía por la del jazz y los ritmos afrocubanos, con aires tangueros, y llevarla por lugares por donde ya pasó. Es lo que he descubierto después: que la jota estaba en el origen de esos géneros. Hay rancheras que se parecen tanto a la jota, que pudiera decirse que son casi un calco de ella».

Además de los Premios de la Música, Carmen París ha sido reconocida con el Premio Sabina de Planta 2003 por su trayectoria profesional; Premio de la Música Aragonesa 2003, 2006 y 2009; Medalla Defensor de Zaragoza 2009 y 2014; Premio a la Diversidad Cultural 2014; Premio Nacional de las Músicas Actuales 2016; y Galardón de Alumna Distinguida de la Facultad de Filosofía y Letras de Sevilla.

«Es mi primera gira en América, y la comienzo aquí —concluye—. No podía pedir algo mejor. Mi anclaje en el Caribe es Cuba, está clarísimo».