Skip to main content
En 2018 Lorca más vivo que nunca
02January
Artículos

En 2018 Lorca más vivo que nunca

2018 será recordado en Granada como el “Año Lorca”, el año en el que el legado del poeta volvió a su tierra, el año en que se abrió la casa museo Bernarda Alba, en el año en que Miguel Poveda le cantó en el Palacio de Ferias y Congresos...  

A principios de año, el Ayuntamiento de la ciudad declaró 2018 como “Año Lorca”, para festejar el 120 cumpleaños del poeta y dramaturgo, así como el centenario de la publicación de “Impresiones y Paisajes”, su primer libro de prosa.

En abril de 1918, el joven Federico no ha cumplido aún los 20 años, y descubre su interés por la escritura viajando por España con sus compañeros de estudio. Como resultado, su padre financia este “cuaderno de viajes”, una publicación difícil de encontrar. Ahora, una reedición conmemorativa de la editorial Biblioteca Nueva llegará a librerías de todo el país, con ilustraciones de  Alfonso Zapico (Premio Nacional de Cómic 2012) y edición y prólogo de Jesús Ortega y Víctor Fernández. 

En marzo, el Centro Lorca acogió la exposición: “Una habitación propia. Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes, 1919-1936”, comisariada por el catedrático de literatura Andrés Soria. La muestra trajo a Granada  unos doscientos objetos  relacionados con el autor, en especial tres de los cuadros que Dalí le regalara y que actualmente pertenecen al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

 

Centro Federico García Lorca de Granada
Centro Federico García Lorca de Granada

 

La mitad de esos documentos, como manuscritos y primeras ediciones del Romancero Gitano, Mariana Pineda y algunas otras obras creadas en sus años de residencia, o el mono de trabajo azul que usaban los miembros de La Barraca, fueron un anticipo de la llegada del resto de su legado, a principios de julio.

 

Sifón y botella de vino, regalo de Salvador Dalí al poeta
Sifón y botella de vino, regalo de Salvador Dalí al poeta

 

El archivo lorquiano se guarda ya en Granada: dibujos originales del poeta, su correspondencia, biblioteca personal (4.624 libros catalogados y más de 500 por catalogar, de ellos unos 125 dedicados por sus autores), un archivo fotográfico con más de 900 fotografías, material musical, miles de recortes de prensa española y extranjera, obras de arte,  ejemplares de todas las ediciones de sus obras en castellano y traducciones a todos los idiomas…

Esto "no es una vuelta, sino un principio. Lo tenemos que cuidar porque es un tesoro enorme y es muy frágil”, diría su sobrina Laura García Lorca, presidenta de la Fundación Federico García Lorca.

 

Laura García Lorca, presidenta de la Fundación que lleva el nombre de su tío
Laura García Lorca, presidenta de la Fundación que lleva el nombre de su tío

 

Con parte de esos fondos se organizó, en octubre, la exposición “Desde el Centro. Federico García Lorca y Granada”, sobre la relación del escritor con su ciudad, con sus paisajes, con su gente… Toda su obra está llena de los paisajes reales de la vega y de la sierra, desde los textos de juventud hasta su muerte, “metáforas de sus paisajes interiores, es decir, de quien es”. 

Tras varios seis meses en restauración, en abril se abrió al público nuevamente La Huerta de San Vicente, antigua residencia de vacaciones de la familia García Lorca (1926-1936).  Acondicionado como casa museo, en ella se exponen objetos originales del poeta, dibujos, manuscritos, muebles, cuadros (especialmente uno de Rafael Alberti)... así como mobiliario y recuerdos de la familia.

 

Huerta de San Vicente
Huerta de San Vicente

 

También ese mes, la 37 Feria del Libro de Granada le rindió homenaje, y allí, entre las fértiles huertas que rodean la casa, proyectó el último capítulo de la serie documental dramatizada “Lorca, muerte de un poeta”, dirigida por Juan Antonio Barden en 1987, para Televisión Española (disponible en la plataforma digital RTVE a la carta).

 

Federico, uno de los protagonistas de la Feria del Libro
Federico, uno de los protagonistas de la Feria del Libro

 

Los cinco primeros capítulos se vieron en el Cuarto Real de Santo Domingo, y tras el visionado del último, en la Huerta, hubo una charla-coloquio con el actor Nickolas Grace (Lorca en la serie), acompañado por el historiador Ian Gibson, coautor del guión y uno de los que más ha estudiado al escritor granadino.

En noviembre, el Teatro Alhambra puso “Bodas de Sangre” (en marzo de 2019 será el turno de “Así que pasen cinco años”) y en octubre los cines españoles estrenaron “Bernarda”, de Emilio Ruiz Barrachina. La película está inspirada en el drama lorquiano, aunque transcurre en la época actual y se desarrolla en el interior de una vieja fábrica de la costa granadina.

A mediados de diciembre, en Valderrubio, pueblo de la Vega granadina donde creciera Lorca –y donde bebiera la savia que impregnaría su obra-, abrió la morada de Frasquita Alba, donde el poeta situó su obra más universal, escrita en sus últimas semanas de vida y estrenada por la actriz Margarita Xirgú en 1945, en Buenos Aires. 

Se dice que allí, a través de un pozo ciego, Federico espiaba a doña Bernarda: “una viuda de muchos años que ejercía una inexorable y tiránica vigilancia sobre sus hijas solteras. Prisioneras privadas de todo albedrío. Jamás hablé con ellas, pera las veía pasar como sombras, siempre silenciosas y siempre vestidas de negro”, contaría el poeta a un amigo.  

La Casa de Bernarda Alba se une así a los sitios de la ruta lorquiana, que empieza en Fuentevaqueros y termina en Alfacar, donde en otoño comenzaría otra vez la búsqueda de sus restos, siguiendo la hipótesis de que fueron desenterrados en los años ´80 y vueltos a sepultar dentro de la fuente del parque que actualmente lleva su nombre. 

Vea además: Fuente Vaqueros: saludando a Lorca

Del resultado de esta búsqueda nada se sabe, ni siquiera si ha comenzado… de ahí que recientemente el cantante Miguel Poveda reiterara esta necesidad de “que sus seguidores, que no somos solamente de España, de Madrid, sino del mundo entero, tengamos un lugar donde estén sus restos y podamos llevarle flores, devolverle toda esa belleza que nos ha regalado”.

Le puede interesarMiguel Poveda enlorquece en Granada

El artista catalán ponía el colofón a este año intensamente lorquiano, o “Enlorquecido”, como ha llamado a este disco con el que ha girado por España y Francia, homenajeando la vida y la obra de Federico. Su último concierto, en el Palacio de Ferias y Congresos de Granada, ahondó en “el universo de los miles de Federicos que existen: el entusiasta, alegre, triste, comprometido, viajero, amante de lo culto y lo popular y obsesionado con la muerte, pero también con la vida...”

En la primavera de 1919, García Lorca deja Granada y se instala en la Residencia de Estudiantes, en Madrid. Allí conocería a Luis Buñuel, Salvador Dalí, Juan Ramón Jiménez… Va buscando su lugar en el mundo, persiguiendo un sueño… sin saber que va camino de la inmortalidad, que será uno de los poetas y dramaturgos más importantes de la lengua española y unos de los autores más reconocidos de la Generación del ´27.

En 2019, será la Comunidad de Madrid quien organizará conferencias, montajes teatrales, conciertos, exposiciones, recitales y proyecciones fílmicas en su homenaje. “Para Madrid es tan importante la figura de Lorca como importante fue Madrid para el poeta”, ha subrayado el consejero madrileño de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos.

En el año que acaba, Federico García Lorca ha estado muy vivo, lo seguirá estando en 2019, en el 2020…. Porque siempre habrá motivos para celebrarlo, o porque como el mismo decía: “Quiero dormir un rato, un rato, un minuto, un siglo; pero que todos sepan que no he muerto”.

Adiós Granada lorquiana. Bienvenidos al Madrid de Lorca.  

Fotos: @yricardo

Le puede interesar: Federico García Lorca regresa a Granada

En portada: Estatua de Lorca en Madrid